En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Persiste la injusticia impositiva

Argentina, ¿un paraíso fiscal?

Como muchas zonas de la política oficial, la tributaria tiene luces y sombras. En los últimos años el grado de regresividad se redujo, pero las injustas características básicas del sistema no cambiaron. El gobierno demora una reforma tributaria y mantiene un sistema que penaliza el consumo y los salarios bajos, favorece la especulación y sigue beneficiando a los sectores de mayores ingresos.

En 2002 la presión tributaria neta, es decir lo que el fisco nacional y provincial recaudan en relación a la actividad económica, llegó al 27,6% del PBI, un 30% más que la de los años 1995 y 1998, los dos años de mayor actividad de los ’90. Este aumento tiene rasgos de progresividad, por al menos dos razones: la recaudación de los impuestos a las ganancias y utilidades (IGU) llegó al 5,4% del PBI, el doble del porcentaje de 1995, y la recaudación de los impuestos a la propiedad llegó al 2,10% del PBI, 12 veces más que lo recaudado por el generoso gobierno menemista.

No obstante, la recaudación por impuestos internos sobre el consumo de bienes y servicios fue del 9% del PBI, un porcentaje levemente superior al de los ’90. La caída en la participación de los impuestos al consumo en la recaudación total no se debió a una mayor presión sobre los ricos, sino al aumento de la recaudación de impuestos al comercio exterior (retenciones y aranceles a las importaciones) y al impuesto al cheque. En la actualidad, el IGU representa la cuarta parte de la recaudación total, 10 puntos menos que los impuestos al consumo.

Artículo completo: 269 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2006
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Julio Sevares

Compartir este artículo /