En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « El desafío energético »
Siguiente artículo: « Lo político disuelto en la caridad »
>

Decantación en el seno de la oposición sunnita

¿Quiénes son los insurgentes iraquíes?

Mientras se incrementa la tensión entre Irán y Estados Unidos y el precio del barril de petróleo alcanza records, Irak se hunde en una guerra de dos dimensiones: civil y contra el ocupante estadounidense. La oposición armada sunnita consolida su unidad, con la esperanza de superar las diferencias entre resistentes nacionales y combatientes musulmanes y árabes que Washington se propone explotar en su provecho.

Las categorías que suelen utilizarse para describir a la oposición armada iraquí evocan una constelación de actores aparentemente desconectados entre sí: ex-oficiales de inspiración patriótica, terroristas extranjeros, criminales cínicos, árabes sunnitas decididos a recuperar los privilegios de un poder que les habría sido concedido desde hace siglos, musulmanes reacios a toda presencia extranjera, iraquíes simplemente hartos de la ocupación (los POI o “Pissed-off Iraqis”, según la jerga militar de la coalición), facciones tribales que operan con una lógica de venganza, baasistas incorregibles, etc.

Las pocas figuras clave que emergen, particularmente el jordano Abu Musab Al-Zarqawi y el ex-satélite de Saddam Hussein, Izzat Ibrahim al-Duri, no aparecen en absoluto como líderes indiscutidos. Dado que la oposición armada no organizó ninguna representación política, como ocurrió con el Sinn Fein en Irlanda del Norte, ni dio a conocer ningún programa político preciso, lo que predomina es la imagen de una multitud dispersa, difusa y mayormente anónima. Sin embargo, si bien esa visión podía parecer pertinente en 2003, no hay que subestimar el camino recorrido desde entonces.

De manera general, la evolución de la oposición armada se puede resumir como un proceso de “decantación”. Su composición, que reflejaba al principio una movilización relativamente transversal, es decir, multiconfesional, se ha vuelto casi exclusivamente árabe sunnita, a medida que el proceso político se fue polarizando. El panorama se simplificó además con la estabilización y el despliegue de algunos grandes grupos, relativamente (...)

Artículo completo: 401 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2006
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Peter Harling y Mathieu Guidère

Compartir este artículo /