En kioscos: Marzo 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Parlamentarios franceses y europeos bajo presión

Cuando los lobbies (des)hacen las leyes

Poderosos grupos de presión compaginan actualmente sus fuerzas para poner obstáculos al legislador en cuanto éste no subordina el interés general a la suma de los (grandes) intereses particulares. Tan pronto se trata para el lobby de la agroalimentación de edulcorar las advertencias sanitarias destinadas a luchar contra la obesidad, tan pronto para el grupo Suez de ofrecer a los parlamentarios regalitos que se espera sean lucrativos, tan pronto para los medios de reunir más ingresos publicitarios, esta vez gracias al Parlamento europeo.

En marzo de 2007, después de tres años de tergiversaciones, debería entrar en vigencia el apartado sobre publicidad del decreto de aplicación de la ley sobre salud pública votada en agosto de 2004. El consumidor podrá entonces descubrir al pie de una página de revista, o en la pantalla de televisión, mensajes sanitarios muy ecuménicos del tipo: «Para su salud, coma al menos cinco frutas y verduras por día»; «Para su salud, practique regularmente alguna actividad física»; o «Para su salud, evite ingerir grasas, azúcar o sal en exceso». Destinados a combatir una obesidad que afecta al 12,4% de los franceses, estos avisos están muy lejos de tener el carácter disuasivo de los mensajes legales impresos en los paquetes de cigarrillos («Fumar mata»). Y no son tanto el producto de una política de salud pública como de una batalla de lobbying que, tras bambalinas, libran en primera línea la industria alimentaria y algunos publicistas preocupados por eludir una legislación demasiado coercitiva.

Los industriales, representados por la Asociación Nacional de las Industrias Alimentarias (ANIA), protagonizaron al principio algunas gestiones tendientes a atenuar el alcance de textos destinados a limitar el campo de acción de publicidades que alaban los alimentos ricos en azúcar, sal o grasa. En pleno verano de 2004, lograron que el Senado aprobara una enmienda que lleva de 5% a 1,5% la tasa que las campañas publicitarias de los industriales tributan al Instituto Nacional de (...)

Artículo completo: 421 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2007
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Marie Benilde

Periodista, autora de On achète bien les cerveaux: la publicité et les médias, Raisons d’agir, París, 2007.

Compartir este artículo /