Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El ciberespacio en disputa
- Bagdad y su asombrosa normalidad
- Turismo en España

- Sumario completo marzo de 2013





Sobre el autor

Régis Debray
Filósofo, escritor y mediólogo.
plus...



Página de inicio >> Marzo de 2013

Francia y la Otan

por  Régis Debray

[Este texto está dirigido a Hubert Védrine, ex ministro de Relaciones Exteriores de Francia, quien presentó el 14 de noviembre de 2012 al presidente de la República, François Hollande, las conclusiones de su informe acerca de “Las consecuencias del retorno de Francia al comando militar integrado de la OTAN, y sobre el porvenir de la relación transatlántica y las perspectivas de la Europa de la defensa”]

Estimado Hubert:
Las opiniones emitidas por un “gaullista-mitterrandista” -audaz oxímoron- conocido por su capacidad para desinflar globos tienen mucho peso. Como lo demuestra tu informe sobre el regreso de Francia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que te había encargado en 2012 el presidente François Hollande, confiando -quién no lo haría- en tu conocimiento y experiencia. Al ser el ruido mediático inversamente proporcional a la importancia del tema, no debe sorprender la relativa discreción en torno de éste. Los problemas de defensa no movilizan demasiado a la opinión pública, y el lugar de Francia en el mundo no podría causar tanto alboroto como Baby y Népal, los elefantes tuberculosos del zoológico de Lyon. Excepto cuando una batalla de Austerlitz nos llena de orgullo, como sucedió recientemente con esa heroica avanzada en el desierto maliense que, sin muertos ni disparos, hizo retroceder en la montaña a bandas errantes de yihadistas odiosos.

Ese informe me enseñó mucho al mismo tiempo que me dejó perplejo. Eximes indirectamente de responsabilidad a Nicolas Sarkozy, con una suerte de sí pero, por haber regresado al redil atlántico. Reincorporación que en su momento no hubieras aprobado, pero que sería más difícil cuestionar que ratificar. En la Unión Europea, nadie nos seguiría. A Francia sólo le quedaría retomar firmemente la iniciativa, de lo contrario habría “normalización y banalización” del país. Eso me incita a continuar contigo un diálogo ininterrumpido desde mayo de 1981, cuando nos encontrábamos en el Elíseo en dos oficinas vecinas y afortunadamente comunicadas...

Texto completo en la edición impresa del mes de MARZO 2013
a la venta en quioscos, librerías
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2014 Le Monde diplomatique.