Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Iki, la isla que quiere salvar el atún
- Programa “progresista” y campaña del terror
- ¿Los nuevos hijos de Gamal Abdel Nasser?

- Sumario completo enero de 2018





Sobre el autor

Erika Dunia Catrilaf Marilef
Werken de la Comunidad Juan Catrilaf II.
plus...



Página de inicio >> Enero de 2018

Comunidad Juan Catrilaf II
La Reconstrucción del Lof Mukupüllu

por  Erika Dunia Catrilaf Marilef

Probablemente una de las comunidades más aguerridas, durante los últimos 15 años, es la comunidad Juan Catrilaf II. El Título de Merced de la comunidad, se encuentra localizado en la zona norte de la comuna de Padre Las Casas, en el sector Ñilquilco, próximo al Estero Ñilquilco. Dicho título de merced cubre una superficie de 131 hectáreas que fue entregado por la Junta Radicadora en el año 1898. La comunidad pertenece al Rewe Yeupeco y sus antepasados dieron fiera lucha por la independencia del País Mapuche en el genocidio de la “Pacificación de la Araucanía”; hoy luchan por recuperar lo que les fue usurpado por el Estado y los colonos.

Durante los últimos años diversas comunidades mapuches en la comuna de Padre Las Casas han accedido al fondo de compras de tierra a través de Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), por medio del formato de compras de tierra “20 A” que facilita el acceso a la tierra a comunidades sin tierras o que poseen poca superficie, y a través del subsidio “20 B” que busca resolver conflictos por la propiedad de la tierra. La comunidad Juan Catrilaf II, ha obtenido un total de cinco compras de predios según los registros de CONADI...

Texto completo en la edición impresa del mes de ENERO-FEBRERO 2018
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.