Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Una diplomacia entre ideología y realpolitik
- La insurrección del arte
- ¿En nombre del pueblo o con el pueblo?

- Sumario completo octubre de 2017





Sobre el autor

Álvaro Ramis
Teólogo, doctor en Ética Aplicada.
plus...



Página de inicio >> Octubre de 2017

La religiosidad como campo de disputa
La inacabada laicidad del Estado de Chile

por  Álvaro Ramis

Luego del bochornoso “Te Deum Evangélico” de este año ha resurgido el debate sobre la laicidad del Estado. Un asunto que nunca parece ser prioritario hasta que escenas patéticas como las vividas en el templo pentecostal de Jotabeche vuelven a mostrar la necesidad de revisar la legislación vigente, y sobre todo las costumbres y tradiciones que se han instalado en el tiempo, marcando las relaciones ente las confesiones religiosas y el Estado.

Las constantes irrupciones de activistas político-religiosos, como Marcela Aranda, promotora del bus transfóbico o las continuas performances del “pastor” Soto, parecen anécdotas pintorescas al lado de los agravios sufridos por la Jefa de Estado en el culto del 10 de septiembre pasado, que ella no dudó en calificar cómo “un abuso”. En realidad, se trató de un atropello que no sólo afectó a la presidenta. Dado el carácter del acontecimiento, difundido en directo por la televisión pública, se traicionó la confianza depositada por el gobierno en las autoridades religiosas a las que se les reconoció autonomía para su realización, pero en un marco de responsabilidad. Supuso una trasgresión inadmisible, que amerita caducar su continuidad de forma perentoria. Más aún si el obispo de la llamada “Catedral Evangélica”, Eduardo Durán, lejos de reconocer las afrentas cometidas calificó el acto en términos de “ejercicio de un derecho”. ¿Cómo calificar a un líder religioso que considera que ejerce un “derecho” cuando manipula electoralmente un espacio de culto en el que se agrede e insulta a la más alta autoridad del país, y en su persona a la ciudadanía que le ha otorgado un mandato democrático?...

Texto completo en la edición impresa del mes de OCTUBRE 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2017 Le Monde diplomatique.