Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- La Constitución pone freno a Trump
- Militarismo, una pasión francesa
- Tribulaciones del rock en China

- Sumario completo mayo de 2017





Sobre el autor

Bruno Amable
Economista, autor con Stefano Palombarini de L’illusion du bloc bourgeois, Raisons d’agir, París.
plus...



Página de inicio >> Mayo de 2017

Francia, una coalición imposible
Lejos de las bases

por  Bruno Amable

Desde hace 35 años, los programas de los grandes partidos de gobierno franceses no reflejan las esperanzas económicas de las clases populares, que no obstante representan más de la mitad del electorado. Contrariamente a los prejuicios sobre el fin de las ideologías, existe un bloque social de izquierda.

Entre las numerosas expresiones de la crisis política francesa se destaca la propensión de algunos candidatos o partidos a proclamarse “antisistema”. Así, Emmanuel Macron, ex ministro de Economía de François Hollande, y François Fillon, quien fuera primer ministro de Nicolas Sarkozy, adoptaron una postura rebelde en un intento por escapar al descrédito que golpea a la representación política. Ambos retomaron una táctica que resultó exitosa tanto en 1995, cuando Jacques Chirac se impuso ante el primer ministro saliente, Edouard Balladur, como en 2007, con un Nicolas Sarkozy que encarnaba una “ruptura” con un gobierno del que, sin embargo, había formado parte. Así fue como los dos candidatos de la derecha pudieron romper la maldición que, desde 1981, hace que el partido en el poder pierda sistemáticamente las elecciones.

Sin embargo, existe una manifestación de esta crisis menos visible pero más significativa: la imposibilidad de encontrar un equilibrio que permita articular un proyecto de sociedad –y sobre todo un modelo económico y social–, una coalición política capaz de conducirlo y una base lo bastante amplia para sostener esa coalición. Hasta 1981, la Francia de la V República ofrecía un ejemplo de este tríptico. Tenía una economía en fuerte crecimiento sostenida por un Estado social (aunque menos desarrollado que en los países de Europa del Norte) y promovida por una alianza que unía a una amplia parte de los ejecutivos y profesionales intermedios del sector privado con una minoría de obreros y empleados, todos ellos representados por una coalición que aunaba gaullistas y liberales...

Texto completo en la edición impresa del mes de MAYO 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2017 Le Monde diplomatique.