Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- Carta de Antonio, 22 de octubre de 1973
- Observatorio Laboral: Fuente de información y radiografía de nuestra sociedad
- Dos cartas que restituyen el clima de los primeros meses de dictadura

- Sumario completo septiembre de 2017





Sobre el autor

José Santos Herceg
IDEA / USACH
plus...



Página de inicio >> Septiembre de 2017

Los “lugares perdidos” de la dictadura: Una tortura que no acaba

por  José Santos Herceg

Hace algún tiempo que circula el término lost-places, que significa, literalmente, “lugares perdidos”. En alemán ha sido traducido como vergessener Ort o verlassene Orte, lo que en español sería “lugares olvidados” o “lugares abandonados”. Este nombre se ha aplicado fundamentalmente a complejos industriales o militares que han sido desarticulados y se encuentran en estado ruinoso. La categoría, no obstante, bien cabría utilizarla también para referirse a los centros de detención y tortura de la dictadura chilena. Estos lugares están sin duda perdidos. De algunos –no se sabe con exactitud cuántos– no hay certeza ni siquiera de que existieron, dada su estricta clandestinidad y secreto. De otros, se desconoce dónde estuvieron. Muchos han sido destruidos, desmantelados o abandonados. A otros se les ha tapado y están ocultos detrás de una serie de transformaciones y construcciones, muchas veces se les ha prohibido el ingreso o se les ha disfrazado de otra cosa. O simplemente se les ha vuelto a su uso anterior, como si nada hubiera pasado. Estos lugares están perdidos, sobre todo porque han sido olvidados.

En diciembre de 2016, junto con la fotógrafa Javiera Santos Pizarro, tomando como base la información entregada por el Informe Rettig, hicimos un listado de algunos centros clandestinos de detención y tortura ubicados en Santiago. Confeccionamos, entonces, una ruta de direcciones y nos fuimos a recorrerlos. En la calle Nueva York 47, Oficina 55, tan solo vimos ventanas sin ni siquiera poder identificar de cual se trataba; Moneda 1061 es una dirección que ya no existe y que habría estado entre lo que hoy es una tienda de libros y otra de artículos para bebés; en Bandera 121, lo que encontramos fue una farmacia; Ahumada 312 es la dirección del Portal Edwards, pero no hay forma de saber en qué lugar funcionó el cuartel de la DINA; en Londres 24 encontramos una tienda de artículos de plástico...

Texto completo en la edición impresa del mes de SEPTIEMBRE 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2017 Le Monde diplomatique.