Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- MUJERES INTERNACIONALISTAS: POR UN FUTURO DE HERMANDAD Y COOPERACIÓN ENTRE CHILE Y PERÚ
- Crisis política: momento de la transformación democrática. por Alex Ibarra
- ¿Quién dijo colusión? por Luis Nitrihual

- Sumario completo



Página de inicio

Nuevo Caso Súnico: "La culpa no es del chancho sino del que le da el afrecho", corrupción, tráfico de influencias y catástrofe de las pesquerías amparadas desde el Estado. Por Pablo Fernando González

(JPEG)

Listado de algunas de las actuaciones de Raúl Súnico por investigar si corresponden a tráfico de influencias:

1.- Consiguió que la Nueva Mayoría lo respaldara en su cruzada para que la Ley Longueira fuera valorada como un avance para la sustentabilidad pesquera replicando desde el gobierno esta mentira sostenida por las organizaciones empresariales que controlan el sector pesquero, los que temen que de anularse les alteraría los privilegios que consiguieron a cambio de financiamiento de la política. Súnico recurrió incluso a la FAO de la mano del Ministro Céspedes para que la anterior les indicara como la podían perfeccionar, la que finalmente emitió un informe que se alejó de lo que pretendían, pero ésta treta les permitió por tres años que el gobierno se cruzara de brazos por las acusaciones de corrupción en su aprobación, mientras Sunico conseguía manipular a la opinión pública para que muchos piensen que la Ley Longueira ha sido un aporte a la sustentabilidad.

2.- Sin embargo, el resultado de su gestión al frente de Subpesca en materia de sustentabilidad pesquera no puede ser más catastrófico según se concluye del "Informe País: Estado del Medioambiente en Chile 2015" (1) de la autoría de las Universidades de Chile y de Valparaíso. Súnico justificó en forma desvergonzada que sus autorizaciones de miles de toneladas por año de las distintas pesquerías que ha necesitado la gran industria pesquera para su exportación tienen respaldo científico aunque el porcentaje mayoritario de esas autorizaciones corresponden a los diezmados stock de pesquerías declaradas sobreexplotadas y agotadas. Con el agravante que "corresponden a stock de especies de mediano tamaño o más pequeños, que al respaldar su explotación se les ha impedido su reproducción" como lo afirma el estudio antes citado.

Sunico deja como record de su gestión de tres años al frente de Subpesca haber pasado del 48% al 72% de pesquerías sobreexplotadas y agotadas, y de pasada haber probado que la Ley Longueira es una herramienta ordenada de tal forma por los grupos empresariales que controlan el sector pesquero que les permite profundizar el desastre ambiental y justificarse que se las entregaron los "Comité Científicos" y los "Comité de Manejo" una institucionalidad creada por la Ley Longueira que ha probado ser funcional a la sobreexplotación de las pesquerías que han necesitado los anteriores.

El fin último de éstas redes de corrupción es favorecer el negocio de exportación independiente que las pesquerías explotadas estén agotadas, a los anteriores les resulta indiferente si ello deriva en el exterminio de especies, ellos se justificaran diciendo que es el costo que tiene el dar empleos, planteamiento al que también adhirió Súnico desde la Subsecretaría de Pesca, una institución del Estado.

3.- El Caso de la Merluza común en la que Súnico se apoyó en José Miguel Burgos, el actual Director del Servicio Nacional de Pesca no puede resultar más sospechoso de tráfico de influencias, ya que los dos encabezaron una millonaria campaña del gobierno durante el 2016 acusando que la Merluza común estaba al borde del exterminio por la pesca ilegal de los pescadores artesanales, pero a fines del año pasado Sunico salió desdiciéndose que ésta se había recuperado y que habían decidido aumentar su cuota de pesca para el año 2017 donde el principal beneficiado es un socio de ASIPES que controla el 60% de la cuota de esta pesquería, lo que resulta incomprensible salvo bajo el prisma de la corrupción , por ello estamos haciendo la denuncia ante la Contraloría General de la República, para que investigue a este par de funcionarios públicos comprometidos en estos hechos y a todos los que resulten responsables. (2)

4.- La actuación de Súnico en la prórroga por cinco años de la pesca de arrastre del Langostino que favoreció al dueño de la empresa que controla la cuota de pesca de camarón y langostino a nivel país no puede ser más sospechosa de tráfico de influencias, ya que favoreció a la empresa del destacado militante de la Democracia Cristiana y de la Nueva Mayoría, Osciel velásquez, quien ha confesado que Sunico es parte de sus redes políticas según lo rescató la Revista AQUA. "...tiene amplias redes en el mundo político, en las empresas y en el mundo artesanal. Es cercano al diputado DC Matías Walker, a la senadora PPD Adriana Muñoz y a Raúl Súnico, subsecretario de Pesca." (3). Lo anterior es más sospechoso si se relaciona con el mail ventilado por CIPER donde el ex presidente de ASIPES Felipe Moncada se felicita con sus colegas de lo informado por Súnico ya que éste les informa que la medida que favoreció a Velásquez los favorece a ellos, quienes usan la pesca de arrastre para la pesca de Merluza común y Jibia, entre otras.

En lo que respecta a Velásquez éste a fines del 2016 fue elegido como Presidente de Sonapesca por los grandes grupos empresariales aunque el mismo no es uno de ellos, pero si como un reconocimiento de los primeros al valor de las redes de éste con Sunico y con senadores y diputados de la Nueva Mayoría. Velásquez ha probado el peso que tienen sus vínculos con la Nueva Mayoría y la clase política así quedo demostrado a medados del 2016 cuando fue aplaudido a petición del diputado Fidel Espinoza del PS, en la Comisión Pesca de la Cámara de Diputados cuando el primero fue a defender la Pesca de Arrastre de langostino y camarón.(4)

Es justo reconocer que los aplausos a Velásquez ese se los debe a Sunico quien consiguió alinear a la Nueva Mayoría para que durante el gobierno de la Presidenta Bachelet la PESCA DE ARRASTRE no fuera un tema y menos que les incomodara a los anteriores el Desastre Ambiental y Social que ocasiona ésta al facilitar se pierdan miles de empleos con la devastación de las pesquerías. Aunque el caso de la Merluza común es dramático y afecta a decenas de Caletas pesqueras que se llenaron de cesantía y pobreza, Sunico se encargó que nadie se sintiera culpable por ello y lo mismo hizo con el compromiso de campaña de la Presidenta Bachelet que prometió prohibir la Pesca de Arrastre durante su gobierno y que se remplazo por el discurso mentiroso de Sunico quien la justificó como el daño colateral de conservar puestos de empleo . Por lo mismo no sería extraño que los principales consultados para definir el nuevo Subsecretario sean Raúl Súnico y Felipe Sandoval que son los expertos en desastre ambiental dentro de la Nueva Mayoría y conocen de como manipular a la opinión pública.

5.- Otro caso donde se sospecha tráfico de influencia de Sunico donde las víctimas volvieron a ser los pescadores artesanales fue el caso de la Jibia donde éstos llegaron a tener en sus manos compromisos firmados por Sunico en nombre del gobierno de la Presidenta Bachelete para que ésta pesquería en un ciento por ciento les perteneciera a ellos, y que luego Súnico los acusara que lo habían mal interpretado, para terminar imponiendo que los socios de ASIPES se beneficiarían de un 20% de la cuota y que además la pudieran capturar con pesca de arrastre.

Los anteriores son parte de los casos más emblemáticos dentro de un enorme listado que esperamos aportar al Ministerio Público y otros a denunciar ante la Contraloría. La pregunta de hoy es quien será el nuevo Subsecretario de Pesca y articulador de la Corrupción en el sector pesquero y que sus antecedentes no lo hagan caer en los próximos meses por una investigación periodística, para ello vale recordarle a la Nueva Mayoría el refrán popular que dice que la "LA CULPA NO ES DEL CHANCHO SINO DEL QUE LE DA EL AFRECHO" http://www.eldesconcierto.cl/2017/01/25/raul-sunico-corrupcion-e-impunidad/

Pablo Fernando González, PYME Innovación, NO + CORRUPCION - NO + LEY LONGUEIRA

(1) http://radio.uchile.cl/2017/01/17/merluza-y-congrio-podrian-desaparecer-de-las-costas-chilenas-por-sobreexplotacion-pesquera

(2) http://www.lemondediplomatique.cl/Subpesca-se-burla-del-Contralor.html

(3) http://www.aqua.cl/2016/10/23/osciel-velasquez-se-convirtio-maximo-lider-la-industria-pesquera/

(4) https://drive.google.com/file/d/0B0-xDI7-vXQtN3NjUXk4elZkQm8/view

(5) http://www.radiodelmar.cl/2014/07/acusan-a-ministro-de-economia-y-subsecretario-de-pesca-de-violar-acuerdo-con-pescadores-de-jibia/# gobierno esta mentira sostenida por las organizaciones empresariales que controlan el sector pesquero, los que temen que de anularse les alteraría los privilegios que consiguieron a cambio de financiamiento de la política. Sunico recurrió incluso a la FAO de la mano del Ministro Céspedes para que la anterior les indicara como la podían perfeccionar, la que finalmente emitió un informe que se alejó de lo que pretendían, pero ésta treta les permitió por tres años que el gobierno se cruzara de brazos por las acusaciones de corrupción en su aprobación, mientras Sunico conseguía manipular a la opinión pública para que muchos piensen que la Ley Longueira ha sido un aporte a la sustentabilidad.

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2018 Le Monde diplomatique.