Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- El supermercado del fin del mundo
- Infierno en las cárceles
- Por qué Francia no es Guantánamo

- Sumario completo marzo de 2017





Sobre el autor

Juliette Rennes
Socióloga.
plus...



Página de inicio >> Marzo de 2017

Sexismo y discriminación por edad en las mujeres
Politizar el cuerpo que envejece

por  Juliette Rennes

¿Por qué las mujeres mienten más que los hombres en relación a su edad? A partir de esta pregunta aparentemente anodina, Susan Sontag explora, en 1972, lo que ella denomina la “doble pauta sobre la progresión de la edad”. Sontag señala que, en materia de seducción, coexisten dos modelos masculinos, el “hombre joven” y el “hombre maduro”, contra uno solo del lado femenino: el de la “mujer joven”. Tanto es así, que en especial en las clases medias y altas, se admite que una mujer gaste una energía creciente (y si puede, dinero) en tratar de conservar su imagen juvenil. Pero la desvalorización de las mujeres a medida que envejecen no se debe solo a su distanciamiento de los modelos de belleza basados en la hipervaloración de la juventud. También se debe al liso y llano aumento de la edad, que tiende a menguar sus posibilidades de ser más jóvenes que sus potenciales parejas. Esta norma de la diferencia de edad, permite que algunos hombres tengan una descendencia tardía, o les garantiza recibir cuidados de una compañera mejor dispuesta, cuando se vayan poniendo viejos. Dirigiéndose a las mujeres, Sontag señala lo que podrían ganar si “dijeran la verdad”, si “dejaran ver en su cara la vida que vivieron”; si se emanciparan de las normas que hipervaloran la juventud.

En el momento en que se publica ese texto, el movimiento feminista norteamericano y europeo occidental está en plena efervescencia. Sin embargo, la visión feminista de la edad y el envejecimiento no deja de ser marginal, en la década de los 70. Las reivindicaciones se centran en el control de la fecundidad, el trabajo, la libertad de movimientos o la de vivir su propia sexualidad. En Francia, recién en los años 2000, surgen análisis que establecen un vínculo entre sexismo y discriminación por edad. Benoîte Groult y Thérèse Clerc, ambas desaparecidas en 2016, a las edades de 96 y 88 años respectivamente, son dos de esas pensadoras y militantes que intentaron politizar su propio envejecimiento, desde una óptica feminista...

Texto completo en la edición impresa del mes de MARZO 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2017 Le Monde diplomatique.