Página de inicio

Colecciones

Publicidad

Suscripciones

LIBROS

Librería

Postgrados y postítulos

AGENDA - Encuentros

Fotos

Contáctenos

Otros sitios


Se puede imprimir

En este numero:

- En un abrir y cerrar de ojos
- Justicia y memoria para el pueblo mapuche
- A 20 años de Lumaco: Una ruptura histórica

- Sumario completo julio de 2017





Sobre el autor

Michel Agier
Antropólogo del Instituto Francés de Investigaciones para el Desarrollo (IRD) y de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París (EHESS). Publicó recientemente Les Migrants et nous. Comprendre Babel (Ediciones CNRS, 2016) y dirigió conjuntamente con Anne‑Virginie Madeira el libro Définir les réfugiés (ediciones PUF, colección “La vie des idées”, 2017).
plus...



Página de inicio >> Julio de 2017

Campos de refugiados
Una fábrica de indeseables

por  Michel Agier

La ONU informó el pasado 19 de junio que las personas desplazadas llegan a 65 millones en el mundo.
Campamentos de refugiados, centros de detención y de expulsión... Esos términos se están transformando en uno de los componentes principales de la “sociedad mundial”, una forma de gobernar el planeta, una manera de manejar lo “indeseable”...

Producto del desorden internacional imperante tras el fin de la Guerra Fría, el fenómeno de los campamentos tomó proporciones considerables en el siglo XXI, en un contexto de grandes cambios políticos, ecológicos y económicos. El “encampement” es una palabra inglesa que actualmente podría entenderse como el poder que una autoridad de cualquier tipo (local, nacional o internacional) ejerce sobre un territorio para instalar personas en algún tipo de campamento o de obligarlas a instalarse allí por sí mismas durante un tiempo indeterminado. En 2014, seis millones de personas, sobre todo poblaciones exiliadas –los karens de Birmania en Tailandia, los saharauis en Argelia, los palestinos en Medio Oriente– vivían en uno de los 450 campamentos “oficiales” de refugiados, manejados por agencias internacionales –como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA)– o, menos frecuente, por administraciones nacionales. A menudo establecidos de manera urgente, sin que sus precursores hayan aún imaginado, y menos todavía planificado su carácter permanente, algunos de esos campamentos existen desde hace más de veinte años (en Kenia), treinta años (en Pakistán, Argelia, Zambia y Sudán) e incluso sesenta años (en Medio Oriente). Con el paso del tiempo, algunos comenzaron a parecerse a extensas zonas periféricas de las ciudades, densas y populares...

Texto completo en la edición impresa del mes de JULIO 2017
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 664 20 50
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

 
Contáctenos | Todos los derechos reservados | Todos derechos reservados © 2017 Le Monde diplomatique.