En kioscos: Noviembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Las vías para la superación de las crisis. Por Alex Ibarra

Piñera sigue con su política represiva proponiendo un proyecto de ley antisaqueo y vuelve al ataque con la llamada ley anticapucha, para lo cual ofrece además un cuerpo de abogados para que criminalicen las legítimas protestas amenazando con más helicópteros para el control de la ciudad junto a la inclusión más activa de la PDI y la urgencia de crear un Sistema de Inteligencia. Para esto convoca a una reunión de un Consejo de Seguridad Nacional para hoy a las siete de la tarde. Sigue sin entender, el fuego no se apaga con bencina. Es más evidente la ruta que va desde una democracia vigilada a un régimen de dictadura. Con esto retorna más agresivamente a la llamada ley Hinzpeter de su primer gobierno.

Es el momento de seguir gritando la urgencia de un Pacto Social y el establecimiento de una Nueva Constitución que permita separarnos de la Constitución ilegítima instalada por la dictadura y validada por el pacto Longueira-Lagos.

La Asamblea Constituyente se viene pensando hace años de una manera muy diferente al intento de Bachelet, hasta antes de las movilizaciones de la evasión del pago del metro no existía una fuerza constituyente. Este es el momento en el que nos encontramos ese testimonian la resistencia callejera, los cabildos y la ciudadanía que ya dijo "fuera Piñera". Un mayor punto de encuentro entre estas manifestaciones políticas abre la posibilidad para el ansiado cambio de Constitución.

Los actuales anuncios de Piñera en los cuales amenaza con radicalizar la violencia represiva del Estado traicionan los principios democráticos y vulneralizan a la ciudadanía. Vienen días duros para el pueblo movilizado.

El cambio de la Constitución basada en cabildos vinculantes, solo en esta modalidad, es la herramienta democrática para la superación de la crisis.

La otra vía de superación es la revolución, pero dicha vía no contaría con un respaldo ciudadano mayoritario y de momento parecería sin dirección. La conciencia social en torno a la revolución es un proceso demasiado precario.

Para la filosofía política resulta interesante la vigencia que toman las tesis contractual estás sobre todo las rousseaunianas que fundamentaron los discursos independentistas del siglo XIX. El estudio de los planteamientos de Maquiavelo, Moro, Smith y Marx que vienen haciendo nuestros académicos van a ser un soporte importante, pero también la relectura de autores como Camilo Henriquez, Francisco Bilbao, Luis Emilio Recabarren, José Carlos Mariátegui, Franz Fanon, Fausto Reinaga, entre otros, mencionando solo a los clásicos.

Lo que hasta antes de este estallido de octubre parecía dominado por el escepticismo hoy se muta en un escenario de esperanza. Es el grito y el baile de los que sobran que ya no aguantaron ni la injusticia ni la violencia de la soberbia de los que avalan la mantención de los privilegios de una minoría.

Alex Ibarra Peña.
Dr Estudios Americanos.

Compartir este artículo /