En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El arma secreta del Papa El poder del Opus Dei

El arma secreta del Papa El poder del Opus Dei

Septiembre de 2001

(Extractos, artículo completo en la edición impresa y en el libro EL PODER DEL OPUS DEI publicado por la Editorial Aún Creemos en los Sueños)

La campaña restauradora iniciada por Karol Wojtyla se hace sentir con particular fuerza en América Latina, continente católico por excelencia, donde en los años 60 y 70 había cobrado impulso la Teología de la Liberación. La tradicional influencia de la Compañía de Jesús sobre el papado fue sustituida por la del Opus Dei, punta de lanza para combatir a las corrientes modernizadoras de la iglesia. En América Latina, uno de los blancos de esa misión purificadora fue precisamente esa corriente de compromiso con los socialmente oprimidos.

Por medio de una política de designaciones episcopales que casi no tiene en cuenta los deseos de las iglesias locales, Juan Pablo II lleva adelante su empresa de restauración, utilizando todos los medios a su disposición: doctrinales, disciplinarios y -sobre todo- autoritarios, con la ayuda de una cantidad de movimientos tradicionalistas duros, en general sectarios y políticamente de derecha, que le son totalmente adictos.

Estos forman parte de la renovación carismática, o tienen por nombre: Comunione e Liberazione, organización italiana creada en los años 70; Focolari, movimiento fundado en 1943 en Trento; Neocatechumenat, creado en Madrid en 1964; Legionarios de Cristo, grupo ultrasecreto formado en México en los años 40 y, fundamentalmente, el Opus Dei (Obra de Dios), organización creada en España por el padre José María Escrivá de Balaguer.

El Opus, que goza del apoyo incondicional del Obispo de Roma, se infiltra en todos los escalones de la jerarquía católica. ¿Es el ejército secreto del Papa en su tarea de reconquista católica? ¿O Juan Pablo II es un prisionero inconsciente de esa mafia blanca?

El Opus cultiva el secreto desde sus orígenes. En su constitución (secreta) redactada en 1950, el artículo 191 precisa que los miembros numerarios y supernumerarios sepan bien que deberán observar siempre un prudente silencio sobre los nombres de los otros asociados y que no deberán revelar nunca a nadie que ellos mismos pertenecen al Opus. Una vez dada a conocer, la constitución desató tantas críticas (1) que en 1982 se redactaron nuevos estatutos, donde puede leerse (artículo 89): (los fieles de la Prelatura) no participarán de manera colectiva en las manifestaciones públicas de culto, como las (...)

Artículo completo: 1 159 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2001
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Compartir este artículo /