En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

EL Nuevo Orden Internet por Ignacio Ramonet

El nuevo orden internet

Enero-Febrero de 2004

por Ignacio Ramonet*

La Cumbre sobre la Sociedad de la Información, realizada el mes pasado en Ginebra, no pudo sino reflejar la desigual relación de fuerzas entre los criterios tecnicistas y de mercado impresos por las potencias que dirigen el mundo y las necesidades de los mayoritarios países subdesarrollados. Desprovistos de las nuevas tecnologías de la información, estos países ven trabado su acceso mismo a internet, que implica la posibilidad de hacer realidad su derecho a la información y a la libertad de expresión. El conflicto corresponde a la creciente desigualdad, también en ese terreno, de un mundo donde sólo el 19% de sus habitantes constituye el 91% de los usuarios de internet.

Durante tres días, del 10 al 12 de diciembre de 2003, se desarrolló en Ginebra la primera Cumbre mundial sobre la Sociedad de la Información, organizada a pedido de Naciones Unidas (ONU) por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (IUT). Se trata de un acontecimiento de gran envergadura (1), comparable, en materia de tecnologías y comunicación, por su amplitud, sus efectos y las cuestiones en juego, con lo que representó para el medio ambiente la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992.

Hace menos de diez años que internet llegó al gran público. En tan poco tiempo ha trastocado franjas enteras de la vida política, económica, social, cultural, asociativa, hasta el punto de que en adelante, a propósito del estado de la información y la comunicación en el mundo, cabe hablar de un «nuevo orden internet».

Ya nada es como antes. El aceleramiento y fiabilidad de las redes modificaron la manera de comunicarse, de estudiar, de comprar, de informarse, de distraerse, de organizarse, de cultivarse y de trabajar de una importante proporción de los habitantes del planeta. El correo electrónico y la consulta de internet colocan a la computadora en el centro de un dispositivo de intercambios (relevado por el nuevo teléfono, que sirve para todo) que conmociona el universo profesional en todos los sectores de actividad.

Pero esta transformación formidable beneficia sobre todo a los países más avanzados, ya beneficiarios de las revoluciones (...)

Artículo completo: 1 119 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2004
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Compartir este artículo