En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

¿Querían destruir a Estados Unidos?

La singular historia de cinco cubanos

Acusados de haber cometido 26 delitos contra las leyes federales de Estados Unidos, cinco cubanos: Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González, fueron detenidos en Miami, Florida, el 12 de septiembre de 1998.

Los «cinco», como se los llama desde entonces, habían llegado a Estados Unidos procedentes de La Habana con la misión de infiltrarse en las organizaciones armadas de la comunidad cubana en el exilio, toleradas y aun protegidas en Florida por los sucesivos gobiernos estadounidenses, para descubrir sus eventuales actividades terroristas contra Cuba.

La isla sufrió pérdidas humanas significativas (alrededor de 2.000 muertos) y costosos daños como consecuencia de las agresiones de que fue víctima durante décadas. Sus protestas ante el gobierno de Estados Unidos y ante Naciones Unidas fueron en vano. A comienzos de los años 90. cuando Cuba se esforzaba por desarrollar el turismo, los anticastristas de Miami desataron una violenta campaña de atentados que apuntaba a disuadir a los extranjeros de viajar a la isla. En 1997, se descubrió una bomba en uno de los aeropuertos de La Habana, otras explotaron en ómnibus y hoteles. Un turista italiano, Fabio di Celmo, resultó muerto, y hubo una decena de heridos. Fueron ametralladas instalaciones militares desde embarcaciones llegadas de Miami.

Los «cinco» no opusieron resistencia cuando fueron detenidos. Su objetivo no era lograr secretos militares estadounidenses, sino vigilar a criminales e informar a La Habana sobre sus planes de agresión (1). Actuaban contra el terrorismo. Pero fueron enviados a celdas disciplinarias destinadas al castigo de prisioneros peligrosos, y se los mantuvo allí durante 17 meses, hasta el comienzo del proceso. Concluido el proceso, siete meses después, en diciembre de 2001(tres meses después de los odiosos atentados del 11 de septiembre) fueron condenados a penas máximas: Hernández a dos reclusiones de por vida, Guerrero y Labañino a perpetuidad. (...)

Artículo completo: 329 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2006
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Leonard Weinglass

Compartir este artículo