En kioscos: Agosto 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Siguiente artículo: « ¿La ciencia es universal? »
>

Planeta fútbol

La confrontación alcanzará su máxima intensidad el domingo 9 de julio, cuando los dos últimos equipos calificados disputen la final en el Olympiastadion (construido por Hitler para los Juegos Olímpicos de 1936). En ese momento, más de dos mil millones de personas - la tercera parte de la humanidad - en 213 países (la ONU sólo tiene 191 Estados miembros) se encontrarán ante sus pantallas. Y ninguna otra cosa contará para ellos.

La competición actuará entonces como una formidable pantalla y ocultará todo otro acontecimiento. Para gran alivio de algunos. Por ejemplo, en Francia, Jacques Chirac y Dominique de Villepin apuestan sin duda a esta hipnótica distracción colectiva para tratar de hacer olvidar el tenebroso caso Clairstream. Y lograr un resuello. «Peste emocional» (1) para algunos, «pasión exultante» (2) para otros, el fútbol es el deporte internacional número uno. Pero indiscutiblemente es más que un deporte. Si no, no suscitaría semejante huracán de sentimientos en conflicto. «Un hecho social total», lo definió el gran ensayista Norbert Elias. Cabe afirmar que constituye una metáfora de la condición humana. Porque según el antropólogo Christian Bromberger, permite vislumbrar la incertidumbre de los estatus individuales y colectivos, como asimismo los azares de la fortuna y el destino (3). Favorece una reflexión sobre el rol del individuo y el trabajo en equipo, y da lugar a debates apasionados sobre la simulación, la trampa, la arbitrariedad y la injusticia.

Como en la vida, los perdedores en el fútbol son más numerosos que los ganadores. Por eso ha sido siempre el deporte de los humildes, que ven en él, consciente o inconscientemente, una representación de su propio destino. También saben que amar al propio club es aceptar el sufrimiento. En caso de derrota, lo importante es permanecer unidos, juntos. Gracias a esta pasión compartida, se tiene la seguridad de no quedar nunca aislado. «You will never walk alone» (Nunca caminarás solo) cantan los (...)

Artículo completo: 802 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de junio 2006
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Ignacio Ramonet

Compartir este artículo