En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Nacionalización de los hidrocarburos

Bolivia: la tercera es la vencedora

¿Bolivia país pobre? Así lo estima, entre otros, el Banco Mundial, pero los bolivianos caminan todos los días sobre una fortuna colosal. Por lo tanto, el país puede salir del atraso –y más importante aun–, puede hacerlo con sus propios recursos. El camino, ya iniciado por el gobierno de Evo Morales, es reestatizar y socializar sus riquezas naturales. Ya se recuperó la renta petrolera.

El valor de las reservas hidrocarburíferas de Bolivia como títulos de valores (sea en forma de acciones como de bonos) supera los 200.000 millones de dólares. Cuenta además con una de las mayores reservas mundiales de estaño, hierro y magnesio. Por ejemplo, la mina de Huanuni (Oruro) es una de las principales reservas mundiales de estaño, calculadas en 6 millones de toneladas. Con la cotización del mineral a 9.542,5 dólares/tonelada, su valor ronda los 57.000 millones de dólares. No obstante, la reapropiación efectiva de dichas riquezas capitales –que podrán duplicarse o triplicarse si se avanza en la industrialización de los sectores mineros e hidrocarburíferos– dependerá de la aplicación del Decreto Supremo de Nacionalización 28.701 tal cual fue concebido.

Pero ¿cuál es la clave del proceso de nacionalización? Ya en 1920, en relación a las riquezas latinoamericanas usufructuadas por intereses foráneos, advirtió Manuel Ugarte: “minas, grandes plantaciones, vastas empresas de transportes terrestres y marítimos, etcétera, fructifican siempre lejos de nuestro radio, pues nuestros economistas sostienen que necesitamos capitales para explotarlos. Como si la misma riqueza no fuera capital”. El ex ministro de Hidrocarburos boliviano Andrés Soliz Rada, mentor del Decreto de Nacionalización y ugartista convencido, advirtió a su vez, en una carta abierta al Parlamento boliviano dieciséis días después de la firma de los nuevos contratos con las petroleras: “Bolivia no debe perder el control de sus reservas”. En efecto, Soliz sugiere que “el Congreso redacte un artículo en el que se prohíba a las compañías anotar nuestras reservas (...)

Artículo completo: 385 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2006
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Federico Bernal

Compartir este artículo /