En kioscos: Noviembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Construido por empresas francesas

Un tranvía llamado esquizofrenia

En 1902 Theodor Herzl soñaba con un tranvía para Jerusalén como símbolo de la modernidad. Actualmente un consorcio franco-israelí está abocado a la construcción de ese proyecto que a partir de 2009 transportaría 150.000 pasajeros por día. Presentado como un transporte para tiempos de paz, el proyecto es considerado discriminatorio y rechazado por violar el derecho internacional debido a un trazado ilegal.

Funcionará recién en 2009, pero ya se lo ve en las paredes de Jerusalén: publicidades multicolores muestran un tranvía recorriendo la muralla de la vieja ciudad. La más extraña de ellas incluye a un Theodor Herzl contemplativo. Esta elección nada tiene de casual: en su libro Altneuland, publicado en 1902, dos años antes de su muerte, Herzl erige el light rail-system en símbolo de la modernidad con la que sueña para la futura Jerusalén.

Un siglo más tarde, esta solución –“ecológica y económica”– se impondría en Jerusalén. “Nuestra ciudad se ahoga –explica el vocero israelí del tranvía, Shmulik Elgarbly–. Ha sido invadida por los automóviles, cuyo precio se redujo considerablemente, de manera que el porcentaje de habitantes de Jerusalén que utiliza el transporte público cayó de un 76% en 1980 a un 40%.”¿Cómo enfrentar esta situación? Apenas terminadas, las nuevas rutas se llenan. La mayoría de las calles son demasiado estrechas como para incluir carriles para autobuses. La estructura geológica de la ciudad –una roca fácil de cavar– se prestaría perfectamente para la construcción de un subterráneo, pero “¿por qué impedir que los pasajeros vean la ciudad más bella del mundo?”.

Hace diez años, estos argumentos convencieron al alcalde de la ciudad, un tal... Ehud Olmert. El financiamiento de la operación necesitaba aportes privados, bajo la forma de un contrato BOT: las empresas construyen (build) y explotan (operate) durante treinta años antes de transferir (transfer) todo. Lanzado en 2000, el llamado a licitación internacional tuvo como adjudicatarios a Alstom, para el tranvía propiamente dicho, y a Connex, filial de (...)

Artículo completo: 419 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2007
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Dominique Vidal y Philippe Rekacewicz

Compartir este artículo