En kioscos: Diciembre 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

“Eliminación de los insurgentes, principalmente de los extremistas…”

Vuelta a la doctrina de la contra-insurgencia en Irak

El 10 de enero de 2007 el presidente George W. Bush se dignó a reaccionar al informe del Grupo de Estudio sobre Irak presidido por James Baker y Lee Hamilton, y compuesto por responsables estadounidenses mucho más sabios y experimentados que él. Bush rechazó sin vueltas la principal recomendación del informe: la necesidad de una iniciativa diplomática que implique a todos los vecinos de Irak, incluidos Siria e Irán. Sostuvo al contrario que una campaña de contra-insurgencia, basada sobre todo en el uso de la fuerza, permitiría por sí sola ganar la guerra en Irak.

En el papel del arcángel que lleva su mensaje al Congreso –y a una opinión pública cada vez más escéptica– y descendiendo sobre los campos de batalla iraquíes, figura el general David Petraeus, un personaje clave del ejército estadounidense, dotado de una sólida reputación de intelectual que sabe promocionarse. Fue ascendido al grado de general de ejército, y acaba de ser designado comandante del contingente estadounidense y de las tropas de la coalición en Irak. Ya tuvo a su cargo dos comandos en ese país: en primer lugar, el de la 101 división aerotransportada durante la invasión estadounidense de marzo de 2003, y luego, el del equipo encargado de supervisar el entrenamiento de las “nuevas” fuerzas de seguridad iraquíes.

El general Petraeus pertenece a la nueva generación de oficiales que el ejército envió a las grandes universidades a realizar estudios superiores. En 1987, en Princeton, sostuvo una memoria de tesis y un doctorado de relaciones internacionales sobre el tema: “El ejército de Estados Unidos y las lecciones de (...)

Artículo completo: 283 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2007
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Helena Cobban

Compartir este artículo