En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Los dilemas de la segunda transición cubana

Hora de cambios revolucionarios

“¡Comandante en Jefe, ordene!”. La consigna de la crisis de los misiles de 1962 sigue vigente. Sin embargo, ni Cuba ni el mundo son los mismos que en aquella época de Guerra Fría y entusiasmo desbordante ante una revolución que daba sus primeros pasos. A 48 años de esa gesta, la “generación heroica” se va extinguiendo y las nuevas camadas y los imaginarios y valores de la sociedad son muy diferentes que en 1959.

La enfermedad y el retiro “temporal” de Fidel Castro –anunciado el 31 de julio de 2006 debido a una grave dolencia gástrica– fueron asimilados con calma por los cubanos. La evolución de su estado de salud es caratulado como secreto de Estado y la escasa información proviene de austeros anuncios de su hermano, vicepresidente y sucesor constitucional, Raúl Castro: “Fidel está al tanto de todo y mejora día a día” (8-2-07), o desde Venezuela, donde se originan “partes médicos” de Hugo Chávez o intervenciones del líder cubano en el programa Aló Presidente. En La Habana, pocos se animan a arriesgar escenarios y los cubanos se dividen entre la resignación de perder a quien los gobernó durante casi cinco décadas y la esperanza de ver nuevamente en su despacho del Palacio de la Revolución al caudillo socialista de 80 años.

Economía “de servicios”

El dinamismo actual de la capital cubana contrasta con los días negros del “período especial en tiempos de paz” que siguió a la desaparición de la URSS y provocó un derrumbe del PBI del 35% en sólo cuatro años, en medio de un embargo-bloqueo de Estados Unidos que dura ya casi medio siglo. Eso se nota en las calles: se ven pocas bicicletas, no hay apagones y la “revolución energética” impulsó el cambio, organizado casa por casa, de los vetustos electrodomésticos rusos por los chinos, de menor consumo. Cuba produce hoy alrededor del 50% de su consumo de petróleo, extraído en asociación con empresas extranjeras, frente a la importación de casi el 100% en los primeros años ’90. El déficit se cubre con los 100.000 barriles (…)

Artículo completo: 400 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2007
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Pablo Stefanoni

Periodista e investigador social. Autor, con Hervé Do Alto, de La revolución de Evo Morales, Capital Intelectual, Buenos Aires, 2006.

Compartir este artículo