En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La versión occidental y la nacional

Negacionismo del pasado imperial

“Wen Jiabao (primer ministro chino) se mostró muy impresionado por la imparcialidad de la exposición cuando visitó nuestro museo”, recuerda con orgullo Masahiko Mouri, director del Centro Internacional para la Paz de Osaka, más conocido como “Peace Osaka”. La anécdota sorprende si uno conoce las percepciones históricas irreconciliables de los funcionarios chinos y japoneses, en particular sobre la Segunda Guerra Mundial, a la que está dedicado el museo. Al principio de la visita puede leerse esta inscripción: “No debemos olvidar que Japón fue responsable de enormes sufrimientos infligidos a los chinos y a otros pueblos de la región Asia-Pacífico (…), así como a los coreanos y los taiwaneses, durante la colonización japonesa”. Al museo se entra por una sala sumergida en una penumbra rojiza, donde fueron reconstruidos los muros carbonizados y los edificios incendiados durante los bombardeos estadounidenses de 1944-1945 en Osaka. En los carteles, algunas cifras: 12.000 víctimas, en sólo ocho meses. La visita continúa con un enorme mapa, donde puntos luminosos indican la ubicación y el tamaño de los múltiples depósitos de armamento y de las industrias de guerra que tenía la ciudad en esa época, ofreciendo así una explicación para los bombardeos.

Artículo completo: 211 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2007
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Emilie Guyonnet

Periodista.

Compartir este artículo