En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Estados Unidos: universidad y discriminación

¿“Diversidad” contra igualdad?

El 9 de agosto pasado, en Washington, el Ministerio de Justicia anunció que el 49% de las 16.500 víctimas de asesinatos ocurridos durante 2005 en Estados Unidos eran afroamericanos. Sin embargo, los negros no representan más que el 12,8% de la población nacional. Están menos protegidos del crimen, de la pobreza (constituyen el 32% del total de pobres) y de la enfermedad (el 19,7% de ellos no disponía en 2004 de ninguna cobertura médica, mientras que los blancos en la misma situación eran el 11,3%). Se podría prolongar sin esfuerzo el ejercicio que confirma la existencia de una discriminación específica que afecta a los negros estadounidenses y, en medida variable, a los hispánicos, a las mujeres, etc.

La universidad no es ajena a la discriminación, lejos de ello. En esta institución que insiste con voluptuosidad en proclamaciones virtuosas, en voluminosas recomendaciones y en coloquios internacionales sobre la “diversidad”, sólo 14 de los 433 profesores incorporados en 2003 por los establecimientos de elite de la Ivy League (Yale, Harvard, Princeton, Columbia, etc.) eran negros. En lo que se refiere al reclutamiento de los estudiantes, la desproporción también existe, aunque de manera menos pronunciada.

El universitario Walter Ben Michaels no cuestiona nada de todo esto en su ataque contra un sector de la izquierda estadounidense a la que le reprocha mostrarse obsesionada por la cuestión de la diversidad. Porque, según él, sólo se trata de una cierta forma de diversidad. Una que tendría cada vez más tendencia a favorecer (y a ocultar) la negligencia y el olvido de la cuestión social. Por cierto reconoce que las filas de las víctimas de asesinatos, de atención médica mediocre y de menor acceso a la universidad son más densas en el seno de las “minorías” que entre los “blancos”. Pero, ¿qué se observa cuando se mide la desigualdad ya no entre negros y blancos, sino entre pobres y ricos? La desproporción es, casi sistemáticamente, más (...)

Artículo completo: 339 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2007
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Serge Halimi

De la redacción de Le Monde Diplomatique, París

Compartir este artículo