En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Cuando contaminar se convierte en un derecho

¿Hay que quemar el Protocolo de Kioto?

¡El planeta se ahoga! Con muy pocas excepciones, entre los científicos hay consenso sobre la tesis de la alteración climática. Si no se hace nada para frenar las emisiones de gas de efecto invernadero, la Tierra podría calentarse de 1,4 a 5,8 grados de aquí a fin de siglo, con consecuencias dramáticas... La conferencia de Bali (Indonesia, del 3 al 14 de este mes de diciembre) tiene que definir la hoja de ruta de las negociaciones que deben llevar a un acuerdo global sobre nuevas modalidades de aplicaciones que perpetúen el Tratado de Kioto, que data de 1997, más allá de 2012. Hay razones para defender el Tratado, pero también para cuestionarlo seriamente.

Los primeros trabajos de economía que prefiguran el concepto de impuesto medioambiental se remontan a 1920, cuando el economista británico Arthur Cecil Pigou publicó The Economics of Welfare (La economía del bienestar), obra en la cual trata el “efecto externo” de un acto de producción o consumo. El autor tomó como ejemplo el hollín que producían las locomotoras a vapor: pedazos de carbón incandescentes se escapaban a veces de las chimeneas y desencadenaban incendios forestales o de campos cercanos a las vías férreas. Pigou consideró que hacer pagar a la compañía de ferrocarriles un impuesto por los daños alentaría la instalación de dispositivos anti-hollín y permitiría limitar los daños. Este razonamiento instauró las bases del principio “el que contamina, paga”.

Artículo completo: 250 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2007
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Aurélien Bernier

Autor de Les OGM en guerre contre la société (Attac, Mille et une nuits, París, 2005) y coautor de Transgénial! (Attac, Mille et une nuits, 2006).

Compartir este artículo /