En kioscos: Diciembre 2019
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

África dice que no

A que para mal de la arrogante Europa, se produjo lo inimaginable: en un impulso de orgullo y rebelión, África, a la que muchos creían sometida a fuerza de empobrecimiento, dijo que no. No a la camisa de fuerza de los "Acuerdos de asociación económica" (APE según su sigla en francés). No a la liberalización salvaje de los intercambios comerciales. No a esos últimos avatares del Pacto colonial.

Sucedió en Lisboa, el pasado mes de diciembre, en ocasión de la Segunda Cumbre de la Unión Europea y África, cuyo principal objetivo era obligar a los países africanos a firmar nuevos tratados comerciales (los famosos APE) antes del 31 de diciembre de 2007, en aplicación de la Convención de Cotonú (junio de 2000) que prevé el fin de los acuerdos de Lomé (1975). Según estos acuerdos las mercaderías procedentes de las antiguas colonias de África (y del Caribe y el Pacífico) ingresan a la Unión Europea prácticamente sin derecho de aduana, con excepción de los productos sensibles para los productores europeos como el azúcar, la carne y la banana. La Organización Mundial de Comercio (OMC) exigió el desmantelamiento de estas relaciones preferenciales, o bien su reemplazo por acuerdos comerciales fundados en la reciprocidad (1) -único medio, según la OMC, de preservar la diferencia de tratamiento a favor de los países africanos. La Unión Europea se inclinó por la segunda opción, el libre cambio integral enmascarado bajo el nombre de "Acuerdos de asociación económica".

En otras palabras, lo que los Veintisiete exigen de los países de África (y de los del Caribe y el Pacífico) (2) es que acepten dejar ingresar a sus mercados las exportaciones (mercaderías y servicios) de la Unión Europea sin derechos de aduana.

El presidente senegalés Abdoulaye Wade denunció esta coacción y se negó a firmar. El presidente de Sudáfrica, Thabo M’Beki, lo apoyó de inmediato. Siguiendo esa línea, Namibia también tomó la valerosa decisión de no firmar, a pesar de que un aumento en los derechos de aduana de la Unión (...)

Artículo completo: 789 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2008
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Ignacio Ramonet

Director de Le Monde diplomatique, París.

Compartir este artículo /