En kioscos: Mayo 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Sutil partido de ajedrez entre Moscú y Washington

Paridad estratégica en juego

La instalación programada de elementos de defensa anti-misilística estadounidense en Europa ha suscitado la reacción violenta de Rusia. Detrás de los antagónicos argumentos técnicos y políticos de las ex potencias de la Guerra Fría, se distinguen dos concepciones opuestas acerca del futuro de las relaciones internacionales.

La extensión a Europa del sistema nacional estadounidense de defensa antimisilística ha tenido un papel evidente en el agravamiento continuo de la tensión entre Rusia y Occidente en 2007. Washington obtuvo el consentimiento del gobierno polaco para la instalación de baterías de interceptores de misiles en el norte del país, mientras el Poder Ejecutivo checo aceptaba la construcción de un radar de alerta avanzado en Jince, cerca de la frontera alemana. El argumento invocado fue la seguridad de Estados Unidos y de Europa ante una “amenaza balística” iraní.

En esos lugares, las poblaciones involucradas siguen siendo mayoritariamente escépticas. La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), por su parte, aparece superada por esta iniciativa bilateral estadounidense que deja a un lado sus propios proyectos de defensa antimisilística, pacientemente negociados. La Unión Europea (UE) no interviene. Sólo Rusia parece perturbar los proyectos en curso. Las declaraciones de los dirigentes políticos y militares rusos, cada vez más hostiles y conminatorias, fueron retomadas por los medios de comunicación occidentales. La mención de una “nueva guerra fría” facilita la dramatización, sin que se pongan en perspectiva los fundamentos de la reacción (...)

Artículo completo: 262 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2008
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Olivier Zajec

Encargado de estudios en la Compagnie Européenne d’Intelligence Stratégique (Compañía Europea de Inteligencia Estratégica).

Compartir este artículo