En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

¿Un G20 que no sirve para nada?

Inaugurada hace treinta y cuatro años, la reunión anual del club de los países ricos ya se había hecho vieja. El círculo se había vuelto demasiado chico, demasiado occidental, demasiado señorial. Al principio, Asia sólo estaba representada por Japón, generalmente mudo; América Latina y África ni figuraban. Caída de los muros, vuelco del mundo, aldea global, diálogo de culturas: el Grupo de los seis (G6) de 1975, devenido en G7 al año siguiente (con la llegada de Canadá), finalmente en G8 en 1997 (tras el ingreso de Rusia), se transformó en G20 desde 1999, es decir mucho antes de que el presidente francés Nicolas Sarkozy se otorgue el mérito de todas las innovaciones planetarias.

Con la irrupción de Brasil, de Argentina, de Sudáfrica, de India, de China, el G20 –estaba escrito– iba a poner patas para arriba un orden internacional carcomido, dar la palabra a los países del Sur, doblar las campanas del “Consenso de Washington”. En noviembre de 2008, parecía la ocasión soñada. ¿Acaso no constituían el crack financiero y la urgencia económica la ocasión de empezar todo de nuevo, de “refundar” todo en la polifonía del nuevo mundo?

Aparentemente, esa diversidad parece seguir el camino de otras tantas... Despegada de un movimiento social, maquilla las viejas relaciones de fuerza, remplaza gerentes usados por asociados más relucientes. En cuanto al itinerario... “Nuestro trabajo debe estar guiado –anuncian los Estados del G20– por la creencia compartida de que los principios del mercado, el régimen de libre comercio e inversión y los mercados financieros efectivamente regulados fomentan el dinamismo, la innovación y el espíritu emprendedor que son esenciales para el crecimiento económico, el empleo y la reducción de la pobreza.” No sin aplomo, el comunicado insiste: “Estos principios han hecho que millones de personas abandonen la pobreza y han contribuido significativamente al aumento de calidad de vida en el mundo”. Lo que equivale a decir que la estrategia elegida desde hace treinta años fue la correcta y (...)

Artículo completo: 748 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2008
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Serge Halimi

Director de Le Monde diplomatique, París.

Compartir este artículo