En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

La hegemonía estadounidense difiere del Imperio británico

El ocaso de los Imperios

Dejando a un lado la España del siglo XVI y quizá los Países Bajos durante el XVII, Gran Bretaña desde mediados del siglo XVIII hasta mediados del XX y Estados Unidos desde entonces son los únicos ejemplos de imperios genuinamente globales con horizontes políticos globales y no meramente regionales, y con recursos de poder –la supremacía naval en el caso británico durante el siglo XIX, y la supremacía en la destrucción desde el aire en el caso estadounidense en el XXI– respaldados por una red mundial de bases al efecto. Hoy esto ya no es bastante, puesto que los imperios no sólo dependen de las victorias o la seguridad militar sino de un control duradero. Por otra parte, Gran Bretaña durante el siglo XIX y Estados Unidos en la mitad del XX también disfrutaron de un activo que ningún imperio anterior había tenido ni podía haber tenido antes de la globalización económica moderna. Dominaban la economía industrial mundial, y lo hacían no sólo gracias al tamaño de su aparato productivo como “talleres del mundo”: en su momento cumbre en la década de 1920, y de nuevo tras la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos representaba alrededor del 40% de la producción industrial global y en la actualidad representa alrededor de una cuarta parte (27%). Ambas metrópolis imperialistas sirvieron también como modelo económico, pioneras técnicas y organizativas y marcadoras de tendencias, así como centros del sistema mundial de flujos financieros y de mercancías y de los Estados cuya política financiera y comercial determinaba en gran medida la configuración de esos (...)

Artículo completo: 285 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2009
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Eric Hobsbawm

Historiador y autor, entre otras obras, de Historia del siglo XX, Crítica, Buenos Aires, septiembre de 2006. Este texto fue extraído de “Guerra y paz en el siglo XXI”, Crítica, Barcelona, 2007.

Compartir este artículo