En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Con el apoyo del nuevo Presidente de Estados Unidos

En Chicago, la lucha sindical dio sus frutos

Al designar a Hilda Solís como ministra de Trabajo, Barack Obama satisfizo a los sindicatos y alarmó a los lobbies patronales. Aun cuando sus primeras orientaciones económicas y financieras parecen bastante “centristas”, el ingreso en su gabinete de una representante hispánica de Los Ángeles que no dudó, hace algunos años, en desfilar junto a empleadas domésticas en huelga, es un signo de que la Casa Blanca ya no será enemiga de los sindicatos. La ocupación de una fábrica de ventanas en Chicago confirma esta sensación.

A principios del mes de diciembre pasado, tras el brutal anuncio de su despido, doscientos cuarenta obreros de la empresa Republic Windows & Doors, en Chicago, ocuparon ilegalmente su fábrica durante seis días. Todos son miembros de la United Electrical Radio and Machine Workers of America (UE), pequeño sindicato muy combativo que se sitúa a la izquierda del movimiento obrero estadounidense. De los cuatro rincones de Estados Unidos fluyeron donaciones y manifestaciones de apoyo –entre ellas las del presidente electo Barack Obama–. Y su audacia dio resultado, puesto que obtuvieron lo que exigían: sesenta días de indemnización, el pago de sus vacaciones y la prolongación de su seguro de salud durante dos meses.

Hace veintiocho años, un conflicto social que empezó al alba de una nueva presidencia, la de Ronald Reagan, había terminado de manera muy diferente. Sólo algunos días después del paro de trece mil controladores aéreos, el 3 de agosto de 1981, su sindicato fue sancionado con una multa de varias decenas de millones de (...)

Artículo completo: 273 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2009
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Peter Dreier

Director del Urban & Environmental Policy Program, Occidental College, Los Ángeles.

Compartir este artículo