En kioscos: Diciembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El ejército de Sri Lanka aniquila a la guerrilla

La derrota de los Tigres no resuelve el problema tamil

Los combatientes de los Tigres de Liberación del Eelam Tamil mantienen secuestrada a la población civil del noreste de Sri Lanka. Por su parte, el gobierno tampoco parece muy preocupado por los métodos utilizados a fin de terminar con la guerrilla separatista que lleva ya un cuarto de siglo. La población se encuentra inmersa en un fuego cruzado y la situación es dramática. La victoria del gobierno srilanqués, que obedece a razones estratégicas, electorales e incluso ecológicas, no garantiza la paz ni una solución al problema de las minorías.

A mediados de febrero de 2009, el territorio esrilanqués ocupado por la organización separatista de los Tigres de Liberación del Eelam Tamil (LTTE, en inglés) se redujo a un “bolsón” costero de 150 kilómetros cuadrados en torno del poblado de Puthukkudiyiruppu (PTK). Allí se apiña una población estimada entre cien mil (según el gobierno) y doscientos cincuenta mil personas (según la Cruz Roja). Entre el 1 de enero y el 5 de febrero, la organización perdió el control de sus principales bases en el noreste de Sri Lanka: Kilinochchi, sede de su administración paralela; el paso del Elefante, que controla el acceso a la península de Jaffna; Mullaitivu y Chalai, los puertos desde donde operaban las naves de aprovisionamiento y las lanchas rápidas de ataque de la organización; las pistas construidas en la jungla en previsión de un desarrollo de su aviación; los bunkers desde donde el jefe de la organización, Velupillai Prabhakaran, piloteaba sus operaciones...

Artículo completo: 270 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2009
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Eric Paul Meyer

Vicepresidente del Instituto Nacional de Lenguas y Civilizaciones Orientales de Francia (Inalco).

Compartir este artículo