En kioscos: Junio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Los medios a medias »
>

¿Es posible evitar las guerras?

Cuando Einstein, Freud y Von Suttner soñaban con la ONU

El camino que condujo a la creación de las Naciones Unidas en 1945 fue lento y estuvo plagado de obstáculos, recuerda el libro Planète ONU*, parte de cuyo texto publicamos aquí. Pero muchos fueron los hombres y mujeres de todos los tiempos, que con sabiduría compartieron la idea de que sólo una organización colectiva podría conducir a un mundo pacificado.

“¿Existe alguna manera de librar a los hombres de la amenaza de la guerra?”. La pregunta fue formulada en estos términos a Sigmund Freud y Albert Einstein en 1932 por la Sociedad de las Naciones (SDN), creada doce años antes, y por su Instituto Internacional de Cooperación Intelectual en París. Una cuestión que Einstein calificó como “la más importante en el orden de la civilización”, ya que, al igual que Freud, consideraba inadmisibles la violencia y el sufrimiento causados por la guerra.

En el intercambio epistolar que siguió entre ambos pensadores e investigadores, Freud se asombró, primero, de “que un acuerdo unánime de la humanidad aún no hubiera desterrado la guerra”. Luego agregó, reconociendo así implícitamente la razón de ser de la SDN, “Sólo es posible evitar definitivamente la guerra si los hombres se ponen de acuerdo para crear una potencia central con poder de decisión en todos los conflictos de intereses”. Pero ésta ya había revelado sus imperfecciones, lo que llevó al neurólogo y psiquiatra austríaco a comprobar, con pesar, que “la Sociedad de las Naciones no dispone de fuerza propia y sólo puede tenerla si los miembros de la nueva asociación –los diferentes Estados– se la (...)

Artículo completo: 282 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2009
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Compartir este artículo