En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Una ocasión perdida »
Siguiente artículo: « La norma y la realidad »
>

Obstinado empeño por suprimir una etapa de la historia

¿Existió la República Democrática Alemana?

Una serie de sucesivas brechas en la frontera de Hungría con Austria, en mayo y agosto de 1989, fue el prólogo a la caída del Muro de Berlín en noviembre de ese año. Once meses después, desaparecía la República Democrática Alemana (RDA), que había sido creada en octubre de 1949 en los territorios germanos ocupados por las tropas de la URSS en el final de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, absorbida por Alemania occidental, se sucede una “Guerra Fría de la memoria” tendiente a borrar hasta los mínimos rastros de su pasado comunista.

En mayo pasado concluyó un concurso nacional organizado por iniciativa del Parlamento alemán y abierto a todos los artistas y arquitectos. El llamado a proyectos concernía a la realización de un monumento nacional que simbolizara “la unidad y la libertad”. Fracaso total: de más de quinientas propuestas presentadas, ninguna convenció. “Esta dificultad para encontrar un símbolo unificador es el problema histórico de Alemania”, reflexiona Enzo Traverso, que se encontraba en Berlín dando un semestre de enseñanza en la Universidad Libre. El historiador menciona “un gran país, de gran cultura, que desempeñó un papel mayor en la historia, pero que no tiene un mito positivo y que siempre debió definirse negativamente. Cuando Alemania se definió positivamente, lo hizo en un espacio supranacional. Esta búsqueda de un posicionamiento identitario que no sea etno-cultural puede verse en la noción de patriotismo constitucional”.

Traverso dice estar sorprendido por “el contraste, muy perceptible en Berlín, entre una obsesión por recuperar el pasado judío de Alemania y, en paralelo, esta voluntad igualmente feroz de borrar el pasado alemán oriental, el de la RDA”. Esta brecha en la memoria de la sociedad alemana, añade, “se expresa visualmente en el corazón de Berlín, en dos espacios: por un lado, el Memorial del Holocausto, enorme, macizo, que indica que Alemania no quiere olvidar el genocidio; por otro lado, el inmenso espacio vacío del antiguo Palacio de la República de la RDA”. (...)

Artículo completo: 402 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2009
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Bernard Umbrecht

Periodista.

Compartir este artículo /