En kioscos: Enero 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Siguiente artículo: « Una ocasión perdida »
>

Elecciones en Birmania

Las metamorfosis de la dictadura

La junta militar birmana, que ha optado por darse una apariencia democrática para salir del aislamiento internacional, ha anunciado la celebración de elecciones que deberían realizarse en 2010. Sin embargo, los militares no renuncian a sus prácticas antidemocráticas. El pasado 2 de octubre condenaron a la líder opositora Aung San Suu Kyi a dieciocho meses suplementarios de prisión domiciliaria; después la autorizaron a hablar con diplomáticos extranjeros para obtener el levantamiento de las sanciones económicas que pesan sobre el país. Del mismo modo, intentan restablecer la situación en las “regiones especiales”, los territorios habitados por las minorías étnicas.

Frente a las presiones de la comunidad internacional, la junta militar birmana se comprometió a restablecer la democracia. En septiembre de 1988, un golpe de Estado militar había suspendido la Constitución que regía el país desde 1974. Dos años después, la junta se negaba a reconocer los resultados de las elecciones que acababa de perder. Desde entonces, prometió sin embargo una democratización a través de una “hoja de ruta” (“Road Map”) elaborada por el general Khin Nyunt, jefe de los poderosos servicios de inteligencia devenido Primer Ministro en 2003...

Desde luego, dicho plan preveía la celebración de una Convención Nacional encargada de redactar una nueva Constitución, pero la composición de esa estructura –delegados en su mayoría designados por el poder– llevó a la oposición democrática a boicotearla. En tanto, en octubre de 2004 el general Khin Nyunt era separado del gobierno por sus dos principales adversarios, los generales Than Shwe y Maung Aye, por razones de rivalidad y ambiciones personales. El Consejo de Estado para la Paz y el Desarrollo (State Peace and Development Council, SPDC), órgano de decisiones de la dictadura, se deshizo así de un hombre que, gracias a las ramificaciones de sus numerosas redes, representaba un verdadero Estado dentro del Estado; y, al igual que todos sus predecesores que corrieron la misma suerte, se (...)

Artículo completo: 349 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2009
a la venta en quioscos
y en la librería de Le Monde Diplomatique
San Antonio 434, local 14, Santiago
Teléfono: 22 608 35 24
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiéralo por internet en:
www.editorialauncreemos.cl

Louis y André Boucaud

Periodistas.

Compartir este artículo /