En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Discursos y prácticas sociales que limitan la libertad de elección

Amenazas sobre el derecho al aborto

El pasado 21 de enero, en los estudios del programa Les Maternelles, que se emite en Francia por el canal France 5, una mujer describió muy conmovida el raspaje sin anestesia que sufrió en un hospital. No hablaba de un aborto que tuvo lugar hace cuarenta años; la mujer tiene menos de veinticinco años y vive en los suburbios de París. Al borde del llanto relató con detalles el peregrinaje que tuvo que hacer para poder abortar: desde la consabida batalla para obtener una cita hasta la camilla sobre la cual, en medio del paso incesante del personal hospitalario, fue sometida a un raspaje “en vivo”, es decir sin ninguna anestesia. Durante el relato, la periodista, atónita, repetía una y otra vez: “¡Es increíble!”, antes de preguntarle al médico presente en el programa cómo era todavía posible en Francia una situación como esa. Con cierto fastidio, el ginecólogo admitió que existen algunos médicos que quieren hacer pagar a la mujer, por medio del dolor y la humillación, su decisión de abortar.

Por cierto, los raspajes sin anestesia están lejos de ser legión o, por lo menos, es de esperarse. La época de la aguja de tejer y las septicemias parece ya superada en Francia, pero ¿qué pasa con aquellos que nos muestran al “bebé” en la ecografía o que preguntan, con la cara crispada por el desprecio, “cómo te las arreglaste para quedar embarazada”? ¿Qué pasa con la cuestión del método para abortar? La vía medicamentosa, por ejemplo, a menudo presentada como un progreso porque ofrece a las mujeres una alternativa al método quirúrgico, puede convertirse, más prosaicamente –ahora que faltan camas–, en una manera de “liberarse de los tiempos de quirófano”, como se escucha a veces. Cuando las que abortan son expulsadas del lugar sagrado, al echar a las inconsecuentes de ese templo inmaculado que es el quirófano, nuestras eminencias pueden eliminar más tranquilamente los tumores o implantar óvulos a mujeres infecundas y valientes; lo que, después de todo, es más rentable y más gratificante que una banal interrupción del (...)

Artículo completo: 374 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2010
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Sabine Lambert

Coautora del sitio internet Les Entrailles de Mademoiselle (www.entrailles.fr).

Compartir este artículo