En kioscos: Diciembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Chomsky y sus difamadores

A aquellos que lo acusaban de comportarse con su país como “el pájaro que ensucia su propio nido”, Karl Kraus les respondió que uno puede perfectamente, en determinadas circunstancias, sentirse en cambio ensuciado por su propio nido y sentir la legítima necesidad de tornarlo, de ser posible, un poco más limpio; lo que trajo como consecuencia el haberse “ganado el odio de la gente sucia en un grado tal que podría decirse incomparable en la historia de la vida intelectual”.

En muchos aspectos, Noam Chomsky se encuentra hoy en una situación muy parecida. Para buena parte del mundo intelectual que, después de todo, se adecua bastante bien a la suciedad que él denuncia, Chomsky es también el pájaro cuya principal actividad consiste en ensuciar el o los nidos de los cuales es física o espiritualmente (o en todo caso así debería considerarse) un ocupante; en primer lugar, por supuesto, Estados Unidos, pero también Europa, las democracias occidentales en general, el Estado de Israel, las élites intelectuales, el mundo científico, la universidad, el sistema educativo, etc...

Artículo completo: 188 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de julio 2010
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Jacques Bouveresse

Profesor del Collège de France. Este texto fue extraído de su prólogo al libro de Noam Chomsky, Raison et liberté. Sur la nature humaine, l’éducation et le rôle des intellectuels, Agone, 2010.

Compartir este artículo