En kioscos: Julio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Carlos Muñoz Baeza, hasta siempre...

JPEG - 76.4 kio

Nuestro querido compañero Carlos Muñoz Baeza falleció el pasado 6 de julio, a los 63 años, en Australia, donde se encontraba visitando a su hermana Olga, dejándonos con la garganta seca y el corazón roto.

Carlos formó parte del equipo de Le Monde Diplomatique desde su fundación, en el año 2000. Contribuyó a su desarrollo, al igual que aportó en numerosos proyectos de prensa de izquierda, independientes y alternativos, entre ellos la revista Monthly Review; Combate, Denuncia Popular, Causa ML, El Pueblo, Espartaco, y la agencia de noticias ANCHA. Muy joven partió a recorrer el mundo, viajó por Brasil, España, Suecia y al volver a Chile se incorporó al Partido Comunista Revolucionario, en el que militó hasta su disolución en 1980.

Tras el golpe de Estado de 1973 Carlos Muñoz se refugió en la embajada de Italia y desde Roma viajó a la República Popular China donde vivió casi tres años, enseñando español y luego vivió refugiado en Francia, participando activamente en las campañas de solidaridad con la resistencia a la dictadura. Volvió a Chile en 1997 participando en diversas iniciativas como Attac, los Foros Sociales y las manifestaciones contra la guerra en Irak.

Recordaremos a Carlos especialmente por sus grandes cualidades personales, su sensibilidad y su profundo sentido de la amistad. Apasionado lector, amante de la música, curioso por naturaleza, se interesaba en todos los dominios, del arte a la ciencia, pasando por la política, ante la que siempre tuvo una clara y definida actitud: firme con sus principios revolucionarios hasta la intransigencia y su mirada pesimista del mundo actual, quizás era sólo lucidez. El equipo de Le Monde Diplomatique -Cristián, Dominique, Elizabeth, Julián, Libio, Lidia y Víctor- así como el conjunto de sus colaboradores le rinde un merecido homenaje y hace llegar nuestras sentidas condolencias a su familia.

Carlos Muñoz Baeza fue profundamente fiel con sus amigos los que hoy lo recuerdan con ternura y emoción, convencidos que vivió plenamente de acuerdo a sus principios, sin jamás traicionarlos, sabiendo que su ausencia física nos pesará, pero que se queda para siempre en nosotros.


Fotografías del acto de homenaje a Carlos Muñoz Realizado el miércoles 28 de julio. http://picasaweb.google.com/1022715...


CARLOS MUÑOZ

Por Jorge Palacios

Un amigo de hace casi medio siglo -en especial si se tiene con él afinidad política e ideológica- es más que un amigo y más que un hermano. Carlos Muñoz era eso para mí. Toda mi vida: familiar, fraternal y militante, renovada en la aventura idealista de los años 60, está unida a él, como la piel y la carne a los huesos.

Carlos Muñoz era el constructor, que edificaba en viejas linotipias, los documentos, abiertos o clandestinos, que divulgaban nuestras ideas: “Denuncia Popular”, “Causa ML”, e innumerables folletos. Pero no era un camarada más. Era un amigo entrañable, cálido, culto, y hasta el mismo día de su sorpresiva muerte, reservado en extremo en su vida personal. Yo jamás supe que padecía en sus pulmones una enfermedad tan grave. Y hemos vivido juntos tantas cosas. Recuerdo un hermoso viaje en automóvil que hicimos con Teresa a Italia y los encuentros con ambos en Pekín, donde trabajaron algunos años. Mis hijas lo conocen desde que tuvieron conciencia. Carlos nos visitaba a menudo, y a veces se albergaba unas noches, en el fondo de ese pasaje en Avenida Colón, en el que viviéramos antes del exilio. En los siniestros días en que los ladrones y asesinos usurparon el poder, Carlos y Teresa nos escondieron a mí y a mi familia, en una parcela camino a Puente Alto. Allí compartimos el miedo y las pesadillas soñadas y las reales de lo que estaba ocurriendo. Y también bromeamos y nos dimos aliento y esperanzas con sentido del humor.

Y luego en Francia, en el destierro, Carlos ponía en letras de imprenta nuestros periódicos, que circulaban clandestinos en Chile y abiertamente en varios países de Europa y Latinoamérica. Entre ellos ANCHA (Agencia Noticiosa Chilena Antifascista), que se traducía al inglés, al francés y al italiano. Allí denunciábamos los crímenes de la dictadura y alentábamos la rebelión en su contra.

Y (…)

Artículo completo: 2 253 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de agosto 2010
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Víctor Hugo de la Fuente

Director de la edición chilena de Le Monde Diplomatique.

Compartir este artículo