En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Internet y la permeabilidad de las instituciones

WikiLeaks: secretos que condenan

Un sitio web hizo temblar al gobierno de Barack Obama. Este medio, provisto de una copia pirata de miles de comunicaciones diplomáticas, comenzó a publicarla en varios periódicos. Estados Unidos reaccionó con vehemencia. Pero cualquiera sea el futuro de WikiLeaks ya nada puede impedir estas “fugas”.

Cada vez más ramificadas y urgidas para cooperar entre ellas, las instituciones manipulan volúmenes cada vez más importantes de datos numéricos. Fluidez y reactividad son sus palabras claves; la producción y el hecho de compartir la información se acrecientan con el desarrollo de estructuras de límites cada vez menos definidos. Considerada como una apuesta de eficacia, la porosidad de las organizaciones hace también que la protección de los datos sea muy ardua.

Las filtraciones recientes revelan varios fenómenos: de incompetencia, cuando sistemas de venta mal asegurados permiten que los piratas recuperen los números de las tarjetas bancarias por decenas de miles; de iniciativa, de los “lanzadores de alertas”, como en el caso de los expedientes militares divulgados por WikiLeaks. Otros están ligados a la esperanza de una ganancia financiera como cuando, en 2008, un empleado del banco HSBC en Suiza vendió a las administraciones fiscales francesa, española e italiana archivos de presuntos defraudadores...

Artículo completo: 213 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de enero 2011
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Felix Stalder

Docente en la Universidad de Artes de Zurich e investigador en el Instituto de Tecnologías de Viena. Una primera versión de este artículo fue publicada por Mutemagazine.org.

Compartir este artículo