En kioscos: Junio 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Descubriendo politeísmos

Anunciar que los dos tercios de la humanidad contemporánea son “naturalmente” politeístas sería poco comprensible, sin recordar en qué circunstancias la súbita afirmación de “un solo dios” hizo que se reconociera la existencia de dioses múltiples y plurales. Para entender y pensar, en Europa y en sus prolongaciones, lo que quiere decir “politeísmo”, es necesario desplegar históricamente la invención de este o estos monoteísmos que nos parecen tan impuestos en Roma, La Meca y Jerusalén.

Politeísmo viene del griego polytheos, “que concierne a muchos dioses”; una palabra que parece fue inventada por Esquilo en una de sus tragedias, para calificar un terreno cercado, a las puertas de Argos, donde se reunían seis o siete dioses, más o menos organizados. Nada más que un pequeño jardín politeísta, como hay decenas en el país griego. Fue recién en el Renacimiento que la palabra “politeísmo” entró en el lenguaje, convirtiéndose en un concepto y un problema: va a etiquetar al paganismo como colectivamente oponible al cristianismo, figura dominante de un monoteísmo dogmático...

Artículo completo: 193 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2011
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Marcel Detienne

Filósofo

Compartir este artículo