En kioscos: Mayo 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « India y China: Conflictos y convergencias »
Siguiente artículo: « Fascinación por los polos »
>

Homo festivus se sienta a la mesa

La comida gastronómica de los franceses fue incluida en la nómina del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. La esperada distinción se dio a conocer el martes 16 de noviembre de 2010 en Nairobi, en la 5ª sesión del comité intergubernamental de la Organización de Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura (Unesco), creado en 2003 para contribuir a la salvaguarda de las tradiciones y expresiones culturales “heredadas de nuestros ancestros y trasmitidas a nuestros descendientes”. En París, los ministerios de Cultura y Agricultura celebraron esta inclusión, y aseguraron que trabajaban conjuntamente para “valorizar los productos alimenticios y conocimientos prácticos culinarios, incentivar el turismo gastronómico en nuestros territorios e intensificar la promoción del patrimonio alimentario francés a nivel internacional”. Podemos imaginar el texto burlesco y feroz que este anuncio habría inspirado a Philippe Muray: “Homo festivus se sienta a la mesa”. Cuando el ritmo de vida desatado deja cada vez menos tiempo a las personas para almorzar, cuando la street food es moda, y los gerentes dopados de complementos alimentarios se jactan de no perder tiempo en comer, cuando 30% de los niños se quejan de la comida que se sirve en las cantinas escolares, cuando nuestros platos envenenados por pesticidas, los aditivos y los plásticos son objeto de sospecha, y cuando 3 millones de personas víctimas de desnutrición viven hoy en Francia de la ayuda alimentaria, la museificación de la comida gastronómica francesa tiene un toque grotesco, y hasta indecente. Esto sin recordar todo lo relativo al nebuloso debate sobre la identidad (...)

Artículo completo: 270 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2011
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Sébastien Lapaque

Periodista y crítico literario, autor de Il faut qu’il parte, Stock, París, 2008.

Compartir este artículo