En kioscos: Mayo 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Cuatro comuneros fueron condenados a altas penas

Juicio a mapuches desnuda las deudas de la justicia

Los ciudadanos tenemos el derecho, en ejercicio de nuestra libertad de expresión y del derecho a petición, de manifestarnos públicamente, protestando socialmente si discordamos con alguna política pública o por la falta de aquellas o con decisiones de autoridad. ¿Y cómo puede expresarse la ciudadanía en su disconformidad? Por medio del sufragio, a través de los medios de comunicación, si están a nuestro alcance. Y si ninguno de ellos es posible, por cierto a través de la protesta.

En una sociedad moderna es utópico pretender uniformidad en las ideas, y probablemente lo menos enriquecedor para una democracia y debe asumirse que la sociedad civil, particularmente si esta es activa, representará al Estado su disconformidad o sus demandas. El Estado por su parte puede, y debe, reaccionar a aquello con respuestas. Sin embargo, cuando estas respuestas se concentran en la criminalización de quienes demandan y en su represión, el camino es errado y puede ser interpretado como hostigamiento y hostilidad institucional. Tanto en el conflicto en la Araucanía como en otros sectores sociales, el exceso en el uso de la vía penal, la contención policial y la persecución de quienes reivindican sus derechos o hacen uso de su derecho a contradicción provoca resultados muy negativos sin solucionar efectivamente los problemas a partir de los cuales se reacciona...

Artículo completo: 235 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2011
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Paula Vial Reyna

Defensora Nacional

Compartir este artículo