En kioscos: Junio 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Las turbulencias de Piñera »
Siguiente artículo: « Tiempos de transformar y transformarnos »
>

Estudiantes mapuche

Hermanados en la lucha

Es evidente que muchos representantes políticos no tienen claro por qué luchar. Parecen desdeñar los sueños de cambiar la realidad y cualquier asomo de utopía política que valga la pena. Mientras tanto permiten el avance de gigantescos movimientos corporativos, que se afianzan en estructuras de poder por sobre el Estado mismo.

Suelen creer que con entregar millones de pesos para programas de educación o con simples llamados al diálogo se soluciona el problema. Todo se reduce a dinero. Y en esto hay que ser enfáticos: el pueblo Mapuche y los estudiantes de Chile no estamos en venta. Aquí lo primero es un gesto de reparación moral que está pendiente. Los mapuche estamos dañados en nuestra dignidad y lo primero es que el Estado reconozca este hecho patente.

Luego, la solución va mas allá de crear condiciones para el diálogo. Debe impulsarse una propuesta clara sobre la participación y desarrollo: por una parte se debe avanzar hacia el reconocimiento constitucional y participación política digna y una educación acorde a las características históricas y culturales del pueblo mapuche. Por la otra, el Estado debe solucionar la génesis del problema con cirugía mayor no con aspirinas como lo está haciendo, porque los gritos de los estudiantes que se levantan no se apaciguarán con dádivas, porque son gritos que piden un espacio que nos corresponde por derecho.

José Ancalao es portavoz de la Federación Mapuche de Estudiantes FEMAE

Artículo completo: 257 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2011
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

José Ancalao

Portavoz de la Federación Mapuche de Estudiantes FEMAE

Compartir este artículo