En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El peso del número demográfico

¿Somos demasiados?

¿Hay que controlar la natalidad en función de objetivos establecidos? ¿Realizar una selección antes y en el momento del nacimiento? ¿El hombre tiene derecho a interferir en el proceso de procreación? He aquí preguntas que se plantean desde que existen Estados organizados, con sus normas culturales y morales.

En 2008 resurgió el espectro de la superpoblación, favorecido por un descenso pasajero de los stocks alimentarios mundiales y debido a la acelerada degradación del medioambiente. Una mirada a ciertas cifras no tiene nada de tranquilizador: 218.000 bocas suplementarias para alimentar cada día en el mundo, 80 millones cada año, un total global de casi 7.000 millones de habitantes, un consumo en aumento… Parece que la población pesa demasiado en relación con los recursos del planeta.

Sin embargo, la humanidad no esperó a que empezara el siglo XXI para preocuparse por el superpoblamiento. Cuatro siglos antes de nuestra era, cuando en el mundo había menos de 200 millones de habitantes, Platón y Aristóteles recomendaban a los Estados regular estrictamente la natalidad: lo que demuestra que la noción de superpoblamiento es más una cuestión de cultura que de cifras. Desde el “Creced y multiplicaos” bíblico, se asiste al enfrentamiento entre poblacionistas y partidarios de un control de la natalidad. Los primeros denuncian que la superpoblación es una ilusión; los segundos alertan contra sus consecuencias.

Artículo completo: 234 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2011
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

George Minois

Demógrafo. Este texto ha sido extraído de su último libro Le poids du nombre, Editions Perrin, París, 2011.

Compartir este artículo