En kioscos: Junio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Cómo conquistar al electorado francés

La derecha francesa se reinventa

“Para la teología liberal, el Espíritu Santo es la mano invisible que, a partir de una masa de comportamientos individuales egoístas, construirá una felicidad colectiva conforme a la Ciencia y mejor aún, al Orden natural.” Esta frase blasfematoria, tanto para la Santísima Trinidad como para la derecha tradicionalista, está sacada del último libro de Marine Le Pen. Publicada en plena campaña presidencial, la obra de la candidata del Frente Nacional (FN) sorprende por su fraseología. Le Pen insiste en que “el ultraliberalismo no es más que la ideología de una clase dominante internacional globalizada”, esa “nueva aristocracia” de la que convendría deshacerse lo antes posible. Derecha e izquierda institucionales compartirían “una nueva ideología mundialista emanada del capitalismo ultraliberal, al servicio de los intereses de una oligarquía”.

Para fundamentar sus opiniones, Le Pen apela sin temor a autores de los que difícilmente podría decirse que tienen algo en común con la extrema derecha. Philippe Askenazy es citado en dos ocasiones por su Manifiesto de economistas aterrados. Utiliza a su vez dos obras de Serge Halimi, una para señalar la invasión mental del mercado y la otra para denunciar a la “aristocracia periodística”. “La mundialización es una alianza entre el consumismo y el materialismo para sacar al Hombre de la Historia y precipitarlo hacia eso que Gilles Lipovetski denomina la ‘era del vacío’”, escribe la presidenta del FN. De Emmanuel Todd a Franklin Roosevelt, de Karl Marx a Maurice Allais, Le Pen hace todo lo posible para redoblar su ataque a la “mundialización”...

Artículo completo: 273 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2012
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Eric Dupin

Periodista. Autor, entre otras obras, de Voyages en France, Seuil, París, 2011.

Compartir este artículo