En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

El Vaticano, de “Estado sin nación” a “paraíso jurídico” para abusadores

Karadima: bajo el largo manto de Roma

¿Por qué la justicia chilena no pudo llegar a fondo en la causa por abuso de niños que involucró a Fernando Karadima? Las razones no están sólo en Chile, también hay que buscar explicaciones en el Vaticano, el Estado-sede de la más alta jerarquía de la Iglesia Católica.

Se ha cumplido un año desde que en octubre de 2011 la ministra en visita Jessica González, que investigaba al sacerdote Fernando Karadima, decretó el cierre del sumario al considerar que los antecedentes recabados eran “hasta ahora insuficientes” para continuar con el juicio. De esa forma concluyó judicialmente uno de los casos de abuso sexual que mayor impacto ha causado en el país. Sin duda, la evaluación general del proceso es positiva, ya que la sociedad chilena adquirió mayor conciencia de la gravedad de abusos de menores y ha obligado a las instituciones, empezando por la Iglesia Católica, a incrementar sus mecanismos de responsabilidad y transparencia. Pero pese a esta innegable contribución, quedó abierta la pregunta por los motivos que obligaron a la ministra González a cerrar su investigación criminal. Karadima recibió una condena eclesiástica y una fuerte sanción social. Pero no se logró dictar sentencia desde la justicia ordinaria.

Recordemos que el proceso criminal presentó una primera etapa a cargo del fiscal regional Xavier Armendáriz y el juez del crimen Luis Valdivieso, que fue cerrado de forma precipitada, sin tomar declaraciones a los denunciantes. Pero el 18 de febrero de 2011 la situación cambió radicalmente ya que el Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzatti, informó que la Congregación para la Doctrina de la Fe había concluido su proceso interno: “Sobre la base de las pruebas adquiridas, el Rvdo. Fernando Karadima Fariña es declarado culpable de los delitos mencionados en precedencia, y en modo particular, del delito de abuso de menor en contra de más víctimas”. Se trató de un bochorno mayor para la justicia chilena, acusada en ese momento de recibir presiones por parte de grandes empresarios cercanos a (...)

Artículo completo: 352 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de octubre 2012
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Álvaro Ramis

Teólogo, especialista en Ética Aplicada.

Compartir este artículo