En kioscos: Agosto 2020
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « La escuela no hace al armenio »
Siguiente artículo: « Las revoluciones de Rousseau »
>

Arrasadora pesca europea en África

Sería un error reducir el agotamiento de los recursos marinos a una “creencia” de los ecologistas. La brutal desaparición del bacalao de los grandes bancos de Terranova a fines del siglo XX, que nadie había previsto, tuvo el efecto de un electrochoque planetario. Desarrollada en el siglo XV por los vascos, la pesca –y luego la sobrepesca– de este gran pez de agua fría ha llevado a lo impensable. En Canadá, pese a la moratoria de 1992, el bacalao nunca más volvió. Y lo que ocurrió en el Atlántico Norte hoy se está produciendo en otros mares. Hoy, los buques más grandes del mundo llegan hasta el límite del Antártico para disputarse los stocks que quedan. En dos décadas, la biomasa de jureles cayó de 30 millones de toneladas a menos de 3 millones en el Pacífico Sur. En el mismo periodo, la población de meros se redujo más del 80% en África del Oeste.

“¿Nos quedaremos con un mar sin peces”?, se pregunta Philippe Cury, investigador del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (IFREMER). Según él, a causa de la escalada tecnológica y de las subvenciones, la pesca mundial hoy captura dos veces y medio más de lo aceptable. La preservación de las especies marinas salvajes, además de una cuestión de ecología y biodiversidad, es sobre todo un combate por la supervivencia del hombre. El pescado constituye un aporte altamente nutritivo, rico en ácidos grasos esenciales y aporta, así, cerca del 50% de la ración proteica animal en muchos países del Sur: Bangladesh, Gambia, Senegal, Somalia, Sierra Leona, etc. En África, durante los periodos de sequía, los productos del mar han constituído durante mucho tiempo un recurso alimentario alternativo, como en Somalia, en 1974 y 1975, cuando la economía pastoral se vio devastada. Pero desde que los grandes actores del sector –Europa, Rusia, Corea, Japón y hoy también China– se desplazan por las aguas tropicales de las costas africanas, compiten con la pesca artesanal y ponen directamente en peligro la autosuficiencia alimentaria de los otros (...)

Artículo completo: 364 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2012
en venta solo en versión digital (PDF) a $1.500
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Jean-Sébastien Mora

Periodista.

Compartir este artículo