En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

¿Qué hace Francia en Malí?

De un extremo a otro, el Sahara está ardiendo. El continente africano, eterno condenado por la intervención de las grandes potencias, hoy sufre la injerencia de Francia en Malí. Sin embargo, las causas reales deberán buscarse más allá del discurso oficial parisino.

El año 2013 ha comenzado, en Francia y en la región del Sahel, al son de los cañones. El 11 de enero, el presidente François Hollande, envió urgentemente a Malí un cuerpo expedicionario para detener un ofensiva yihadista que amenazaba con abalanzarse sobre Bamako. De manera simultánea, en Somalia, las fuerzas especiales francesas lanzaban una operación para intentar rescatar a un agente secreto tomado como rehén desde hacía tres años por las milicias islamistas shabab, que terminó en fiasco. Unos días más tarde, cerca de la ciudad argelina de In Amenas, en la frontera con Libia, un comando salafista ocupaba una planta gasífera y ejecutaba a varias decenas de extranjeros antes de que el ejército argelino lo aniquilara.

De un extremo a otro, repentinamente, la región está ardiendo. ¿Cuáles son las causas de tal situación? En primer lugar, se halla la reivindicación nacionalista tuareg. Los tuaregs, u “hombres azules”, no son ni árabes ni bereberes. Son los habitantes históricos del Sahara, del que controlan, desde hace miles de años, las rutas de las caravanas. Pero el reparto entre las potencias coloniales fragmentó su territorio a fines del siglo XIX. Y con las independencias, en los años 1960, los nuevos Estados saharauis les negaron el reconocimiento, aunque sólo fuera el de una autonomía (...)

Artículo completo: 277 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de marzo 2013
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Ignacio Ramonet

Director de Le Monde diplomatique, edición española.

Compartir este artículo