En kioscos: Noviembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Los desafíos de la política en Chile

Múltiples son las interpretaciones que se han realizado sobre la salida de Harald Beyer del Ministerio de Educación. La acusación constitucional en su contra no fue debatida seriamente, sino más bien utilizada como un eslogan político en el marco del proceso electoral que vive Chile. Así como Andrés Allamand dejó en claro que el desalojo empezaba con la acusación contra la ex ministra de Educación Yasna Provoste, la Concertación empezó la mudanza con una estrategia parecida. Momentos diferentes con situaciones similares, pero con un sustento común: la pelea por el poder. La búsqueda de regresar o mantenerse como dueño de la casa donde se gobierna Chile. Ambas coaliciones tienen mucho que perder en el debate sobre el lucro en la educación. La participación de múltiples actores en el “negocio” de la educación es evidente y reconocido. La presencia de conflictos de interés por parte de diputados, senadores y destacados miembros de todos los partidos políticos no puede negarse. Pero aún más, el reconocimiento de que por décadas se permitió violar la ley y se hizo caso omiso a las señales más evidentes del deterioro de la calidad universitaria, es mayoritario. En este contexto, los universitarios en las calles han logrado instalar una agenda. Propuestas y miradas que muchos tímidamente conversaban al interior de los partidos políticos de centro izquierda, pero reconocían inviable por la necesidad de buscar gobernabilidad. La crisis de la política es el escenario de fondo donde transcurren estos hechos. Crisis marcada por, al menos, cuatro elementos: la emergencia de movimientos sociales que reclaman por una inclusión desde fuera de los dos bloques tradicionales, la limitada renovación de los partidos políticos, la incapacidad de la centro izquierda para plantear propuestas innovadoras, y la evidente torpeza de la centro derecha para gobernar. Las encuestas lo demuestran cotidianamente. La ciudadanía se siente lejana, desconfiada y crítica de la política. Es así como en un lento pero sostenido proceso de deterioro, nos encontramos frente a hechos casi impúdicos de peleas por cupos, arreglos en votaciones, desconocimiento de temas y mucha improvisación. Para una muestra queda leer la mayoría de los alegatos en contra y a favor de la (...)

Artículo completo: 1 176 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de mayo 2013
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Lucía Dammert

Académica Universidad de Santiago de Chile.
Dra. en Ciencia Política.
Socióloga.

Compartir este artículo