En kioscos: Septiembre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Fotos inéditas de Allende

Costa Gavras: recuerdos de Chile

Costa Gavras conversó con Víctor Hugo de la Fuente, director de la edición chilena de Le Monde Diplomatique, sobre sus viajes a Chile en tiempos de Allende y cedió tres fotos suyas, inéditas, para ser publicadas en esta edición especial.

La Confesión
Un día me llamaron por teléfono desde Chile, era Helvio Soto quien me decía que en Chile había una gran polémica en torno al film La Confesión (L ‘Aveu), la derecha decía que se prohibiría la película. Decidí ir a Chile y Augusto Olivares me llevó a ver al Presidente Salvador Allende, quien me dijo que “jamás prohibiremos una película en Chile así que no hay problemas, que se exhiba. Pero caminando por las calles de Santiago veo volantes, que caen desde un edificio, que decían “Prohibir La Confesión...”, fue tan sorpresivo que yo pensé que sabían que era yo y me habían lanzado esas hojas, pero no, simplemente había una gran campaña, de distintos sectores, contra la película. Augusto Olivares me invitó a hablar en un programa de televisión y pude contar la historia de La Confesión. Volví a ver a Allende, conversamos bastante y me reiteró que se podía proyectar La Confesión y que yo tenía libertad para lo que quisiera, y como yo estaba trabajando en la película “Estado de Sitio” decidí filmarla en Chile. Así conocí a Allende.

Estado de Sitio
Volvimos a Chile a filmar Estado de Sitio. Comenzamos el rodaje, pero al tercer día los actores comunistas no llegaron. Paralelamente en la calle, grupos derechistas me gritaban “comunista ándate de Chile”. Pensé ir a grabar a otro país, pero Augusto Olivares me dijo que esperara y mientras fuera a filmar a Viña del Mar. Fuimos con Yves Montand y los demás actores y seguimos filmando en Viña. Una noche Allende nos invitó a cenar y nos recibió con varios ministros, entre ellos Jacques Chonchol y dos comunistas. Llegando, nos presenta y me dice: “Leí el guión, es una película que se debe hacer en Chile y desde luego no puede haber problema alguno, haga lo que usted desee hacer, tiene todo mi apoyo.” Y efectivamente no hubo más problemas y seguimos filmando. Lamento mucho que al terminar el film Estado de Sitio, se produjo el golpe y nunca pude mostrárselo a Salvador Allende. Sí se lo exhibimos después a Tencha y a otros amigos.

Allende
Me reuní con Allende cuatro o cinco veces y para mi fue muy importante conocerlo y poder ver la experiencia de la Unidad Popular que era seguida con atención en el mundo. En Francia muchos la apoyaban y otros decían que Allende era comunista e iba a hacer una segunda Cuba. Pero yo lo que retengo de Allende era su insistencia en la protección de la democracia y de la libertad total. Me impresionó mucho su manera simple de hablar, su falta de arrogancia. Por suerte comprendo bien el español y pude entender el sentido de sus palabras, y constatar su desinterés personal, eso me llamó la atención, ya que he conocido a muchos hombres políticos del mundo, y ninguno tan desinteresado.

A 40 años del golpe podemos decir que Allende finalmente tenía razón. Si vemos la evolución, lo que sucede en muchos países de América Latina, es lo que él quería. Allende soñaba con una América Latina en democracia, con otro tipo de relaciones de las que tenía con Estados Unidos. Allende nacionalizó el cobre. Su visión de América Latina era países que dirigen sus propios destinos, que no sea más, como se decía en esos tiempos, el “patio trasero” de Estados Unidos.

El golpe y la solidaridad
Recuerdo muy bien el 11 de septiembre, yo estaba en Roma y la noticia cayó brutalmente. Recuerdo también que cuando Georges Pompidou dio una conferencia de prensa no habló del presidente Allende sino del Doctor Allende, la derecha en el mundo aunque no apoyó el golpe, tampoco quería a Allende. Creo que el viaje de Fidel a Chile fue muy largo y eso influenció negativamente a mucha gente. Pero en todo el mundo hubo condena general al golpe de Estado de Pinochet y muchísima solidaridad con el pueblo chileno.

Temuco - Lota
Un día Allende me invitó a Temuco, tierra de mapuches, fue un viaje extraordinario y pude constatar su enorme popularidad y el entusiasmo del pueblo.

En Temuco, militantes del MIR me llevaron a visitar una toma de fundo, fue muy emocionante visitar ese latifundio ocupado por los campesinos. Había un campesino que cuidaba la casa patronal, durmiendo en una pieza abajo, visitamos las diferentes piezas y habían puesto sábanas para cuidar los muebles. Todo con gran dignidad.

También me llevaron a Lota, con los mineros. Justamente Allende acababa de lograr que se aprobaran leyes que mejoraban las condiciones de trabajo de los mineros. Me contaron de las “camas calientes” y recorrimos las profundidades de la mina, en un momento nos detuvimos y me dijeron “arriba hay 300 metros de tierra y 700 de mar” fue muy impresionante.

*Extractos de la conversación de Costa Gavras con Víctor Hugo de la Fuente, a 40 años del golpe de Estado. Costa Gavras es cineasta, director, entre otros films de “Z”, La Confesión, Missing, Estado de Sitio, Amen, Arcadia y El Capital.

Costa Gavras
Recuerdos de Chile Imágenes inéditas

Publicado por la edición portuguesa de Le Monde Diplomatique

http://pt.mondediplo.com/spip.php?a...

Chile: 40 Anos do Golpe de Estado de 1973 «Costa Gavras: recordações do Chile»

Costa Gavras conversou com a edição chilena do Le Monde diplomatique sobre as suas viagens ao Chile no tempo de Allende. São suas as fotografias inéditas que publicamos no dossiê que dedicamos aos 40 anos do golpe de Estado no Chile, (...)

Artículo completo: 3 059 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2013
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Costa Gavras

Costa Gavras es cineasta, director, entre otros films de “Z”, La Confesión, Missing, Estado de Sitio, Amen, Arcadia y El Capital.

Compartir este artículo