En kioscos: Diciembre 2022
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu
Artículo precedente: « Las grandes mentiras de Google y Microsoft »
Siguiente artículo: « No somos robots »
>

Los chinos copian malos programas occidentales

Mucha televisión, poca creatividad

En China existen dos mil quinientos canales de televisión, pero no hay espacio para la diversidad. El público es la víctima condescendiente de una agobiante propaganda estatal y de la avidez de las fuerzas del mercado que ahogan toda creatividad.

Bajo los asientos del autobús articulado 639, que cada mañana atraviesa el nuevo barrio financiero de Jianwai Soho, nunca se encuentran diarios caídos. Sus pasajeros sólo tienen ojos para sus smartphones, donde se desarrollan los duelos verbales entre el carismático Pan Shiyi, de 49 años, y su invitado del día. El magnate del sector inmobiliario conduce Los amigos de Pan Shiyi, un programa de debate muy popular que se emite a primera hora y luego se sube a internet para que se pueda ver en los medios de transporte.

El programa compite con El llamado matinal, el talk-show web que conduce a diario Gao Xiaosong, un compositor de pelo largo y 44 años, ex jurado de un programa de talentos que purgó una condena de seis meses de prisión por conducir en estado de ebriedad. Este falso diletante va soltando, durante veinte minutos y sin teleprompter [apuntador óptico], sus esclarecidas reflexiones sobre temas inconexos: los partidos amañados del fútbol chino, el código de tránsito estadounidense, el cine europeo. Con tres millones de espectadores habituales, El llamado matinal desconcierta a los canales de televisión tradicionales, que se pelean por adquirir sus derechos de transmisión... por no innovar ellos mismos...

Artículo completo: 253 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de noviembre 2013
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Jordan Pouille

Periodista, Pekín.

Compartir este artículo