En kioscos: Junio 2024
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

Debate y análisis

Epílogo crítico

El estudio de las flaquezas de la Unidad Popular conduce a tres temas que, retrospectivamente, aparecen como sus grandes falencias: mujeres, prensa y fuerzas armadas. Enseguida abordamos otro de sus problemas mayores: la división de la izquierda en dos corrientes, sugiriendo un marco analítico.
Así se cierra -por el momento- esta serie de artículos iniciada en septiembre de 2012.

El voto femenino fue derechista desde su instauración en 1949 hasta el referéndum de 1988 cuando las mujeres votaron ‘No’ más mayoritariamente que los hombres. En 1970 desfavorece a Allende: su 36,6% corresponde a 41,6% de votos masculinos y a 30,5% de femeninos; en cambio favorece a Alessandri: su 35,7% se compone de 31,5% de varones y 38,4% de mujeres.

No es casual que la Marcha de las cacerolas vacías, la primera asonada contra el Gobierno de Allende en diciembre 1971, fuera protagonizada por mujeres. Y no sólo burguesas ataviadas de abrigos de pieles, como las que captan fotógrafos de izquierda; hay muchas de clase media y baja, destacadas por la prensa derechista. En 1970, dos tercios de las mujeres son dueñas de casa, a menudo encuadradas por instituciones conservadoras, lo que explica que manifiesten como madres o esposas que protegen hijos y maridos del peligro “marxista”, y no como personas que tienen sus propias reivindicaciones (1).

Ante esta realidad, la UP esboza políticas de integración a la producción facilitada por salas cunas, pero no consigue formular una política global de emancipación de la mujer, basada en sus reivindicaciones específicas, alternativa al rol tradicional de madre-esposa. En materia de prensa escrita, la UP se concentra en la creación de Puro Chile, un diario de tipo “popular”, demasiado próximo al PC. Pero no ocupó el lugar que deja –hasta hoy– la inexistencia de un cotidiano de referencia, progresista, alternativo a El Mercurio.

La mejor realización fue el semanario Chile Hoy dirigido por Marta Harnecker. Fue independiente, abierto a toda tendencia progresista, con artículos y reportajes de calidad y aumentó constantemente su circulación; jamás hubo desmentidos ni querellas (2). Pero era sólo un semanario. Un diario con esas características habría dado otra orientación a la agenda política y otro impacto a los proyectos de la izquierda.

Y la tercera gran falencia fue, como veremos, la ausencia de una política de democratización de las Fuerzas Armadas.

Las dos alas de la izquierda
La amenaza creciente de golpe encuentra dos respuestas contrapuestas en la izquierda. Una parte del PS, del MAPU, del PR y el propio Allende, postulan aplacarlo buscando un acuerdo con la DC, aún a precio de concesiones importantes; los otros, es decir la otra parte del PS, del MAPU, del PR, y el MIR, sostienen que tal acuerdo es inviable y que el golpe es ineluctable. La única opción es prepararse para afrontarlo.

¿Cuál resultó más acertada? Antes de responder esta pregunta legítima, con una distancia histórica que no tuvieron quienes debieron tomar decisiones cruciales en 1973, cabe recordar el contexto. En esos años, Estados Unidos había enviado más de medio millón de soldados a Vietnam para impedir la victoria comunista. ¿Qué no haría en un país americano? Las fuerzas adversas eran inmensas, pero ¿estuvo la UP condenada desde siempre? Armand Mattelart responde brillantemente en el documental La Espiral: “Decir que la estrategia de la derecha fue la única razón de la caída de Allende es un argumento extraño, pues sería decir que el enemigo es invencible. Y los que no toleran ninguna crítica a la UP no se dan cuenta de esta cara oscura de su fidelidad”.

Una primera constatación es que el debate entre las dos izquierdas cubre dos grandes temas: ¿qué hacer ante el golpe inminente? y ¿qué tipo de socialismo se construiría en Chile?

¿Entendimiento con la DC?
Allende, con el apoyo del PC, busca evitar golpe y guerra civil intentando un entendimiento con la DC, con insistencia. Ofrece ministerios y la promulgación de la reforma constitucional que transfiere al Parlamento la (…)

Artículo completo: 2 017 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de diciembre 2013
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Jorge Magasich

Historiador.

Compartir este artículo