En kioscos: Octubre 2021
Suscripción Comprar
es | fr | en | +
Accéder au menu

También la naturaleza está siendo copada por las finanzas

El negocio de las catástrofes

La especulación financiera no conoce límites: los “derivados climáticos” u “obligaciones catástrofe” son un nuevo y jugoso negocio para inversionistas osados. Es un modelo de seguro contra riesgos naturales que utiliza la titularización como instrumento financiero.

En noviembre de 2013, el “supertifón” Haiyan se abatía en el archipiélago de las Filipinas: más de seis mil muertos, un millón y medio de viviendas destruidas o dañadas, trece mil millones de dólares de daños materiales. Tres meses más tarde, dos agentes privados de seguros, Munich Re y Willis Re, acompañados por representantes de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de los Riesgos de Catástrofes (UNISDR), presentaban a los senadores filipinos un nuevo producto financiero destinado a paliar las supuestas deficiencias del Estado en materia de gestión de los desastres climáticos: el Philippines Risk and Insurance Scheme for Municipalities (PRISM), una suerte de préstamo catástrofe de alto rendimiento que proponían las municipalidades a inversores privados. Estos últimos percibirían abultadísimas tasas de interés subvencionadas por el Estado, pero, en caso de siniestro de una fuerza y de una gravedad predefinidas, perderían la apuesta…

Artículo completo: 207 palabras.

Texto completo en la edición impresa del mes de abril 2014
en venta en quioscos y en versión digital
E-mail: edicion.chile@lemondediplomatique.cl

Adquiera los periódicos y libros digitales en:
www.editorialauncreemos.cl

Razmig Keucheyan

Sociólogo. Este texto sintetiza un capítulo de su obra La nature est un champ de bataille. Essai d’écologie politique, Zones, París, marzo de 2014.

Compartir este artículo